Año XIX - Madrid, Viernes 14 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

MATERIAS PRIMAS España

Partagás serie D Nº 6 y chocolate Clavileño 70% cacao y naranja

Americaeconomica.com / 19-02-2016
Este Partagás representa la menor escala de los Serie D, aunque encierra en sí mismo toda la rica gama de matices de sabores en cuanto a la liga de carácter y presencia de esta línea de la marca, con una capa de tonos maduros y fuerte aroma a tierra.

Haciendo juego con el color del habano, he tomado unos cuadraditos de la tableta del Clavileño negro con sabor a naranja, con el mismo tono bien oscuro del cacao, con su aspecto mate y liso en el anverso en el que podemos apreciar que su elaboración sigue siendo muy artesana.

En la localidad alicantina de Villajoyosa, hace 130 años Jaume Martí comenzó a elaborar un chocolate que ha devenido en producto gourmet del siglo XXI ya que mezclado con el cacao al 70%, contiene no solo puré de manzana, sino también zumo de naranja y de pera.

En boca, el Clavileño se deshace con gran facilidad y la cremosidad del chocolate invade las papilas gustativas, mientras que el amargor del cacao queda atenuado por el retrogusto a naranja.

Tras la prueba del chocolate, aspiramos el Serie D No 6 y los matices terrosos del habano se entremezclan en el paladar con los rastros del cacao en una perfecta conjunción de sabores del tabaco y el chocolate.

La profundidad del carácter del sabor del cigarro sirve de instrumento para deambular por las papilas del fondo suave y notas afrutadas del Clavileño, que no obstante, revela una cierta sensación de frescor, posiblemente gracias al postgusto de la naranja que acompaña al cacao.

Los toques salinos y amaderados, no sin ciertas notas de cacao también del Partagás, acompañan muy bien a otros cuadraditos del chocolate, que se unifican en la boca con la gran densidad del humo del habano. Lo cierto es que ha sido poco menos de media hora con una gran percepción sensorial de nutridos sabores que se aúnan en el paladar.