Año XIX - Madrid, Lunes 17 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Elefantes

Rafael Alba / 22-02-2016
Desde que regresaron a la actividad en 2013, Elefantes parecen haber empezado a recoger los frutos de una siembra paciente, y no siempre venturosa, realizada durante los doce largos años de su primera etapa, un periodo entre dos siglos, a veces brillantes, pero generalmente accidentado.

Su nuevo álbum, titulado ’Nueve Canciones de Amor Y
Una de Esperanza’
, que ya es la segunda referencia discográfica de este renacimiento tras ’El Rinoceronte’, ha llegado a alcanzar el segundo puesto de las listas de ventas españolas y se mantiene ahora en la zona media de esta clasificación.

Parece como si el público, el viejo y el nuevo, hubiera echado de menos a la banda de Shuarma (voz), Jordi Ramiro (batería), Julio Cascán (bajo) y Hugo Toscano (guitarra) y apreciara en lo que vale el reencuentro, con una banda, siempre a caballo entre lo comercial y lo alternativo, cuya personalidad, absolutamente propia, deja poco espacio para la indiferencia.

Alcanzaron la cima de su popularidad en el lejano año 2000, cuando el cantante zaragozano Enrique Bunbury se convirtió en su valedor y produjo Azul, el disco más vendido de la banda hasta ahora. Quizá por eso, Bunbury también ha querido formar parte de este regreso.

El líder de los siempre añorados Héroes del Silencio, ha participado en ’Duele’ , el último single lanzado hasta ahora por Elefantes. Antes, el cuarteto se atrevió con una versión del tema ’Te quiero’ de José Luis Perales, un autor teóricamente muy alejado del universo sonoro de esta banda singular.

La reinterpretación de este tema, que ya defendió con éxito el propio autor , en la que colaboraron compañeros de fatigas como los miembros de Love of Lesbian y Sidonie, ha servido como reivindicación de un compositor irregular, capaz de lo mejor y lo peor, pero responsable de algunas grandes canciones intemporales que forman parte de nuestra memoria sentimental común.