Año XIX - Madrid, Lunes 10 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Carlos Cano

Rafael Alba / 04-03-2016
Empecemos por el principio para intentar entender la profundidad de la huella que Carlos Cano ha dejado en su Granada natal y en toda Andalucía. Por aquellos lejanos años setenta del pasado siglo y aquel primer disco, titulado ‘A Duras Penas’ , con el que debutó.

Un álbum, integrado en la serie Gong de Movieplay, en el que figuraba la canción ’Verde, Blanca y Verde’ que, desde entonces, se ha convertido en una suerte de himno apócrifo de esa región española. Y una verdadera declaración de intenciones estéticas y políticas.

Esa proclama, de sentido nacionalismo incluyente es, a mi entender, uno de los hitos de un cancionero multidisciplinar en el que, por supuesto, abundan las piezas comprometidas, con la realidad social, como mi favorita. La inmortal y, desgraciadamente, atemporal ‘Murga de los Currelantes’.

Pero ese sólo era uno de los registros en los que navegaba con soltura este inmenso compositor que también supo crear hermosos temas experimentales, como el estremecedor ‘Anochece’, en la que contó con la colaboración del gran Enrique Morente o ‘multivendedores’ como ‘María la Portuguesa’.

Un tesoro que sus paisanos y su entorno más cercano quiere poner en valor, para que forme parte de la memoria sentimental del país y de ese patrimonio cultural del que deberíamos enorgullecernos. Y, para empezar, nada mejor que celebrar lo que hubiera sido su cumpleaños número setenta, con un espectacular concierto.

El evento se realizará en el Palacio de los Deportes de Granada, el próximo 12 de marzo y contará con un cartel de lujo, porque artistas tan, supuestamente alejados entre sí, como Jota de ‘Los Planetas’ y Pasión Vega, desean estar presentes en el homenaje a un maestro con quien se consideran en deuda.

No faltarán tampoco otros granadinos ilustres como Miguel Ríos y Estrella y Soleá Morente, ni otros artistas singulares que también han reflejado el mundo acompañados por una guitarra de palo y cuerdas de nylon como Kiko Veneno. Ni tampoco faltará el público, por supuesto. El llenazo va a ser apoteósico, señores. A estas alturas ya hay 5.000 entradas vendidas. Carlos Cano no se merecía menos.