Año XIX - Madrid, Miércoles 12 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Penny Necklace

Rafael Alba / 12-05-2016
Confirmado. Las bandas femeninas van a liderar esa renovación del pop madrileño que muchos aficionados esperan. Están claro, las exitosas Hinds, con su rock garajero y anglosajonizante de impacto mundial. Y también, por ejemplo, las Penny Necklace, un cuarteto que parece preparado ya para llegar al corazón del gran público.

Penny Necklace han acumulado muchos méritos en sus siete años de carrera. Entre otros, los acústicos en Radio Tres, el apoyo de figuras como el locutor Julio Ruiz o el ‘animador cultural’ Javier Limón y las menciones en las revistas y las webs canónicas del género del estilo de ’Rock de Luxe, Mondo Sonoro o Jenesaispop.

Así que, podríamos decir que ya han pasado, y con nota, todos los exámenes necesarios para convertirse en el gran secreto a voces que pregonan los ambientes más ‘modernos’ de la capital. Sin duda, un buen principio. Aunque el pedigrí no siempre basta para alcanzar la meta deseada en este complicado y, a veces, endogámico, negocio del pop nacional.

Pero estas chicas han hecho los deberes. Se han tomado en serio su trabajo, han crecido a ojos vista y acaban de publicar un disco muy interesante, titulado ‘Este es el disco-fanzine de Penny Necklace’, plagado de temas suaves pero intensos, que se adhieren a la piel del oyente desprevenido casi desde la primera escucha. Quizá por lo adictivas que resultan sus voces bien empastadas y los ambientes evocadores y otoñales que envuelven el conjunto.

Para que se hagan una idea de lo que les espera, sepan que en la nota de prensa que han colgado en su web las chicas aseguran que su álbum ha sido “concebido para ser escuchado entero y de seguido, a medio tiempo, recogiendo desde la épica de estadio al intimismo onírico, con ritmos orgánicos de base electrónica, guitarras espaciales con mucha reverb y armonías vocales sobre melodías pop”. Ahí es nada.

Sin poner en duda esta descripción, probablemente acertada, les ofrezco la mía por si aporta algo. Las Penny Necklace cantan bien, defienden con soltura en el escenario un puñado de canciones bonitas, suaves y evocadoras y han tenido el coraje de decidirse a escribir sus letras en castellano para que todo el mundo las entienda. ¿Se puede pedir más? Yo no, desde luego.