Año XIX - Madrid, Viernes 14 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

'La Negra'

Rafael Alba / 04-07-2016
Ha pasado el tiempo, no mucho, y ella sigue siendo un lujo que, por fortuna, aún está a nuestro alcance. Amparo Velasco, más conocida como ‘La Negra’, mantiene intacto el poder de fascinación que la acompaña desde que inició su carrera, gracias a esa espléndida voz rota que le tocó en la tómbola de la naturaleza.

Aunque el cantante ‘nazca’ también tiene que ‘hacerse’ y la bendita expresividad con que La Negra transmite su mensaje de tormentas sentimentales y búsqueda de la felicidad ha crecido sobre las tablas. A ojos vista. Lo mismo que esa habilidad impagable para balancearse entre el flamenco y el ‘soul’.

Tan de Camarón como de Aretha Franklin, Amparo parece sentirse a gusto navegando por esas aguas turbulentas que resultan ser siempre las músicas que salen del alma. Lo mismo que el jazz, el reggae, o los sonidos de raíz de africana y árabe, que también encuentran su espacio en el estilo de esta gran cantante.

Y una década después de su irrupción en el panorama artístico nacional, de la mano de Javier Limón esta artista alicantina, de juventud viajera e intenciones universales, no ha parado de correr riesgos y de buscar nuevos caminos para su inquietud, pero mantiene su centro de gravedad permanente, como diría Franco Batiato.

Su último disco, recién presentado, se llama ‘Colores’ y ha sido producido por Juan Fernández ‘Panki’, el guitarrista que se ha convertido en su mano derecha en los últimos tiempos y que parece ‘tenerle’ perfectamente cogido el tranquillo a Amparo, para la que ‘cose’ unos trajes instrumentales perfectos, sólo o en buena compañía.

En ‘Colores’, ‘La Negra’ se atreve con la canción social, o algo parecido, en ‘Parar’, lleva a su terreno, ‘Como el agua’, un inolvidable himno ‘camaronero’ al que aporta matices distintos o se abona al romanticismo superador del desengaño en la maravillosa ‘Como flores de abril’. Escúchenlo y dejarán de sentir frío en primavera. Se lo garantizo.