Año XIX - Madrid, Lunes 17 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Ludovico y los Acéfalos

Rafael Alba / 03-08-2016
Andan los raperos sumergidos en una curiosa bronca generacional, tras la irrupción del ‘trap’ electrónico y los rimadores veinteañeros que dominan las listas de reproducciones de YouTube. Aunque también hay colectivos de francotiradores, ajenos al mundanal ruido, que como Ludóvico y los Acefálos, siguen pausadamente su propio camino.

La banda de Santander es una suerte de ‘rara avis’ en el panorama del hip hop español, porque desde el primer momento apostaron por dotar a las rimas de Dani, su mc particular, de sólidas bases jazzeras, ‘fabricadas’ con instrumentos reales y tocadas en vivo por instrumentistas de carne y hueso.

Una tendencia que, lentamente se abre paso en la escena internacional de este estilo, y que ahora representa, por ejemplo, el último gran artista revolucionario aparecido en EEUU. Ese Kendrick Lamar, cuya influencia, según se dice, fue decisiva para que el gran David Bowie protagonizará su última mutación sonora poco antes de morir.

Ludovico y los Acéfalos, a partir de ahora LyLA, tienen más de un punto en común con Lamar. Como, por ejemplo, la orientación política y de denuncia social de algunas de las letras más celebradas de su repertorio. Aunque también, a diferencia de esas nuevas generaciones de las que hablábamos antes, tienen en cuenta el trabajo de quienes les precedieron.

Antes que ellos ya hubo ilustres raperos españoles que apostaron por recitar sus poemas callejeros al frente de una verdadera banda de músicos, como hizo hace unos cuatro años, Kase.O, el ilustre componente de Violadores del Verso al poner en marcha su proyecto Jazz Magnetism. Un bagaje que Lyla ha sabido aprovechar en su favor.

Hace unas semanas, los santanderinos presentaron su último trabajo, un Ep digital de tres canciones, todas ellas con su correspondiente versión en video, grabado en directo en el Musikene, el Conservatorio Superior de Música del País Vasco, que supone una evolución clara sobre la música que habían presentado antes.

En sus nuevos temas LyLA, según han admitido en entrevistas promocionales recientes, incorporan influencias de jazzmen etíopes como Mulatu Astatke o Akalé Wubé, simulan ‘samplear’ con los vientos los sampleos de Charles Mingus, o reinterpretan el drum’n’bass a la manera del trompetista Erick Truffautz. Un verdadero y recomendable festín del que puede disfrutar cualquiera que acceda al bandcamp de la banda.