Año XIX - Madrid, Sábado 15 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Las Ruinas

Rafael Alba / 16-09-2016
En plena temporada de festejos del 40 aniversario de la aparición del primer disco de The Ramones reconforta comprender que su legado está en buenas manos. Por ejemplo, en las de los componentes de Las Ruinas, un trío catalán que practica un potente rock de garaje, pero jamás descuida el acabado de las canciones.

En estos días, los tres componentes del ‘trío ruinoso’ anda promocionándose en las redes con ‘Necesito Saber’, una espléndida pieza de pop rock salvaje y urgente que sirve como adelanto de ‘100% Heavy Pop’, su próximo disco que será también el séptimo de su ya larga carrera y que no va a decepcionar a la concurrencia, según parece.

La letra, contundente y directa, (“Yo no quiero ser tu amigo, lo que quiero es acostarme contigo”), puede resultar muy útil a quienes necesiten una dosis extra de coraje y cierta claridad de ideas antes de enfrentarse a ciertas situaciones que, no nos engañemos, siempre complicadas para la mayoría.

Pero si se trata de ir al grano no parece que esta banda tenga muchos rivales capaces de hacerle sombra. La receta puede parecer sencilla: guitarras distorsionadas, melodías con gancho, una voz aparentemente desaliñada y la necesaria contundencia de ese tipo de sección rítmica que siempre parece a punto de desencadenar un temblor de tierra.

¿Les suena? Esto es algo así como la cocción de un buen pedazo de carne a la parrilla: ‘vuelta y vuelta’. Sin embargo, no hay muchos ‘cocineros’ capaces de conseguirlo. Tal vez, porque sin una buena materia prima, que permita su presentación con los mínimos aderezos y florituras el cliente puede quedar decepcionado.

Pero no es fácil que eso ocurra cuando Eduardo Chirinos (guitarra y voz), Jaime Bertrán (bajo y coros) y Toni López (batería) se implican a fondo en su trabajo. Ese punk con alma ‘popera’, que despierta las ganas de amagar unos pasitos de ‘pogo’ y suele dejar a su paso un buen número de clientes satisfechos.