Año XIX - Madrid, Martes 11 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Los Retrovisores

Rafael Alba / 23-09-2016
Puede que la nostalgia sea un error, como dijo algún filósofo cuyo nombre jamás he llegado a conocer, pero es uno de los grandes motores de la creatividad artística. Sobre todo, cuando, como pasa con Los Retrovisores, se convierte en el material necesario, y tal vez indispensable, para la trasposición futura de las grandezas del pasado.

A más de uno, y a más de dos, le cogió por sorpresa la memorable intervención de esta banda catalana en uno de los últimos episodios, de esa telenovela por capítulos sobre el pasado del movimiento pop español que se llama ‘Cachitos de hierro y cromo’. Allí la superpoblada formación le quitaba definitivamente el polvo, a ‘Mi gran noche’, la canción compuesta por Adamo que también popularizó Raphael.

El respeto y la distancia irónica con que estos músicos solventes suelen enfrentarse a su trabajo aleja el resultado final del típico pastiche diseñado por un director de arte. Más allá de las patillas y la fidelidad a unas indumentarias y a una estética, Los Retrovisores han demostrado ser capaces de revitalizar los viejos sonidos y traerlos al presente.

Con una mano tendida hacia los modismos del soul británico que se popularizó en los colectivos ‘mods’ de Barcelona que surgieron en el revival ochentero provocado por el estreno de la película ‘Quadrophenia’ y la otra hacia la estética y las grandes canciones de los conjuntos ye-yés españoles de los sesenta, Los Retrovisores, son una auténtica apuesta ganadora.

El próximo paso previsto es la aparición en octubre de un nuevo álbum que llevará por título ‘Sonido Joanic’ y que publicará Bcore y que ha sido grabado en colaboración con el sello alemán Soundflat y producido por Mike Mariconda, un histórico de los sonidos del rock de garaje, nacido en Nueva York, pero con muy vinculado a la escena española.

El disco, según cuentan los textos promocionales, está lleno de ‘groove’ e himnos generacionales y con él estos ambiciosos Retrovisores aspiran a dejar un legado que iguale su sonido, ese mismo que han bautizado como Joanic, con cumbres históricas, como las conseguidas en los sesenta por los grupos de Hispavox que apadrinaba el gran Rafael Trabucchelli. Ambición no les falta, desde luego.