Año XIX - Madrid, Miércoles 12 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Sisa

Rafael Alba / 03-10-2016
En la lejana década de los setenta del pasado siglo, la irrupción de Jaume Sisa en el panorama, un tanto gris de la música catalana de la época, supuso un revulsivo colorista y ‘galáctico’ que acabaría por contagiar, para bien, a todo el pop español alternativo de un tiempo, en el que no era nada sencillo ser ‘distinto’.

A pesar de que la música de Sisa jamás se presentó acompañada de mensajes políticos directos, el genial cantautor sufrió con más rigor que otros artistas ‘hippies’ de su generación los embates de la censura franquista, que llegó a apartarle, por ejemplo, de citas claves como aquel ‘Canet Rock’ que fue inmortalizado por Francesc Bellmunt.

A Sisa le corresponde, además, el crédito de haber compuesto uno de los himnos inmarcesibles de aquellos tiempos revueltos en que todo iba a cambiar para bien. Aquel ‘Qualsevol nit pot sortir el sol’, que hizo más por la difusión del idioma catalán en toda España que la suma de todas las campañas promocionales de la Generalitat.

Luego fue pionero también en la difusión de los postulados de la vieja ‘nueva ola’ ochentera subido en la maquinaria viajera de Melodrama, aquella banda de pop rock afilado, colaborador indispensable de Dagoll Dagom en algunos musicales memorables y bolerista por sorpresa, gracias a Ricardo Solfa, su inesperado ‘alter ego madrileño’.

Ahora, como corresponde a un artista maduro y sosegado, Sisa administra con sabiduría sus silencios y practica la táctica de aparecer de vez en cuando, siempre que tiene nuevas historias que contar y melodías flamantes para compartir con una afición que jamás le ha olvidado del todo y que se alegra siempre que hay novedades.

La última es la inminente publicación de un disco titulado ‘Malalts del Cel’ en el que han colaborado algunos viejos compinches, como Pau Riba o Selene de Música Dispersa, y en el que nos explica que los enfermos del cielo son personas atacadas por la melancolía crónica y que sueñan con utopías inalcanzables. ¿A qué les suena bien la música?