PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Miércoles 19 de Septiembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Gatibu

Rafael Alba / 20-12-2016
Se llaman Gatibu (Cautivo), son de Gernika y acaban de colocar un disco cantado en euskera occidental en el puesto número 83 de la lista oficial de ventas española. Un éxito con pocos precedentes que sitúa a estos cuatro músicos intrépidos más cerca de su objetivo: “reivindicar la universalidad de la música”.

Poco importa que el idioma en el que componen los textos de sus temas sea minoritario, incluso dentro de Euskadi. La energía de su directo, la potencia de sus canciones y el gusto por esa combinación de fuerza y melodías memorables que siempre ofrece el pop-rock de buena factura son más que suficientes para seducir a los aficionados al género.

En activo desde el año 2002, disco a disco y concierto a concierto, Alex Sardui en las voces, Haimar Arejita en la guitarra, Mikel Caballero en el bajo y Gaizka Salazar en la batería, han crecido a ojos vista y han obtenido el aval de tipos duros con peso en la Península Ibérica, como Robe Iniesta o Fito Cabrales.

A lo largo de sus casi tres lustros de carrera, Gatibu se han enfrentado ya varias veces con públicos de bastante alejados de su entorno habitual. Un reto que han logrado superar, siempre con resultados bastante positivos, tanto en el territorio español como en los escenarios internacionales.

Su nueva arma secreta se llama 'Aske maitte, aske bizi' (Ama libremente, vive libremente), un álbum en el que, según explican en su página web, han optado por 'colorear' su sonido. Inyectar unas leves gotas de luminosidad incandescente a la hoja afilada de los riffs, sobre los que construyen la arquitectura de sus temas.

En su nuevo álbum la banda ha contado con algunas colaboraciones puntuales como la cantautora Izaro Andrés, el percusionista Gino Pavone y la cellista Belén Fernández y ha vuelto a confíar la producción al equipo formado por su guitarrista Haimar Arejita e Iñigo Etxebarrieta. Y los resultados, tanto artístiscos como comerciales, parecen satisfactorios.