PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Viernes 20 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Grupo Intocable

Rafael Alba / 21-12-2016
Ese muro invisible que separa a los castellanoparlantes del mundo, y que afecta muy especialmente a quienes vivimos en la Península Ibérica, nos ha impedido tener noticias del éxito de Grupo Intocable, una banda texana que ha triunfado en México y en EEUU, con una música de raíz clásica e intenciones renovadoras.

Con veinte años de carrera a sus espaldas, la banda liderada por René Martínez y Ricky Muñoz ha destacada siempre entre las agrupaciones dedicadas a la música norteña por sus inquietudes y su amplitud de miras. Nunca fueron exactamente iguales que el resto, a pesar de sus sombreros y del sonido omnipresente del acordeón.

Especialistas en cantarle a los sinsabores y los placeres asociados al amor fronterizo, su romanticismo no ha impedido que la realidad se cuele cada vez con más frecuencias en unos textos que vuelan muy por encima de los que factura su competencia y que se salen de las temáticas obvias de los narcocorridos.

Su último álbum, titulado 'Highway', ha sido incluido por la prestigiosa revista 'Billboard' como uno de los mejores del año en la categoría de música latina y podría ser una buena puerta de entrada hacia su música, para quienes, como era mi caso, no hubieran tenido la oportunidad de conocerlos antes.

En este disco el Grupo Intocable ha incluido una fantástica canción titulada 'Día 730' que es un verdadero aldabonazo contra las conciencias dormidas. En su letra, estos aguerridos norteños hacen un homenaje estremecedor a las mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez y denuncian con fiereza la lacra de los feminicidios.

La banda ha contado con la ayuda de varias madres de las desaparecidas y unas cuantas caras conocidas de la música latina para elevar muy alto su protesta y su denuncia. Y puede que esta iniciativa, loable, contribuya más que muchas a otras a despertar las conciencias dormidas. Porque la canción araña y golpea. Búsquenla y ecúchenla. Les estremecerá.