PUBLICIDAD

España

Cabecera Americaeconomica
Año XVIII - Madrid, Martes 28 de Febrero de 2017
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Cómo Vivir en el Campo

Rafael Alba / 09-01-2017
Tres álbumes y un Ep parecen haber sido una cosecha suficiente para que Cómo Vivir en el Campo haya consolidado su posición en la escena musical española. Ahora, tras la aparición de su último álbum, titulado 'CVEEC 3', la banda parece haber iniciado una buena racha que puede llevarles todavía más lejos.

La crítica y el público parecen coincidir a la hora de llenar de elogios a este grupo formado por el guitarrista y cantante Pedro Arranz, el batería Carlos Barros y el bajista Miguel Breñas que, a pesar de la tardía publicación de su nuevo disco han conseguido colocarlo en la mayor parte de las listas recopilatorias de los mejores álbumes del año.

El inesperado coctel sonoro que suele servir el grupo mezcla unos cuantos ingredientes variados que evocan momentos brillantes de décadas pasadas. Pero sin que el recurso a la nostalgia derive en una imitación vacía o en la simple repetición de gestos y riffs que convierte el homenaje en plagio.

La música fluye con facilidad y sin prisa pero sin pausa, en el particular discurso de un trío que usa con acierto algunos elementos repetitivos para mantener la tensión. Y mientras las canciones avanzas, el oyente se siente transportado a un país desconocido de ritmos constantes y crecientes, pero sosegados.

A ratos el viaje nos lleva a la lejana California y a ratos nos parece haber entrado en un viejo local sesentero donde actúa una banda enrolada en los ejércitos del rock progesivo, mientras nos dejamos mecer por un suave oleaje sonoro que nos aleja de la vida cotidiana y nos ofrece unos instantes para respirar.

Además, la banda alterna en el álbum algunas canciones de largo desarrollo e inclinación paisajista, con otras más esenciales, en las que la melodía parece serlo todo. Una oferta sonora que parece haberse destilado sin premuras, con tiempo por delante, y la ambición suficiente para que afloren los matices. Interesante, de verdad.
PUBLICIDAD

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar