PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Jueves 20 de Septiembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Xoel López

Rafael Alba / 23-01-2017
En estos tiempos de polarización ideológica y artística, la supervivencia no suele ser tarea fácil para los artistas que inscriben su obra en ese territorio ambiguo donde se confunden los géneros. Pero Xoel López lo ha conseguido, quizá porque todavía hoy, como decía Jackson Browne, las buenas canciones te llevan lejos.

López podría haber sido un cantautor de profundas palabras, si no fuera porque su fascinación por las melodías pop y sus querencias 'beatlemanas' le condujeron por un camino distinto. Aunque también podría haber hecho el camino inverso y devenir en un compositor profesional de éxitos para cantantes melódicos.

Tiempo atrás, algún crítico sesudo etiquetó como 'tercera vía' a esos artistas con capacidad para nadar entre dos aguas que, solo en contadas ocasiones obtuvieron el apoyo del gran público. Eso le pasó a Cecilia, por ejemplo. Pero muchos otros -desde Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán a Vainica Doble- no lo consiguieron.

A diferencia de sus predecesores en el género, López sí ha conseguido establecerse en una, siempre complicada e inestable posición, que le permite vivir de lo que le gusta, hacer giras y dar conciertos, sin necesidad de verse obligado a ocupar el centro de los púlpitos mediáticos, ni aparecer en las revistas del corazón.

El ha creado una nueva categoría entre los artistas de 'culto', quizá porque su brillante repertorio sin llegar al corazón de las grandes audiencias, si ha cautivado a un número suficiente de personas como para permitirle seguir adelante. Aunque eso le obligue a presentarse en formatos diversos y a compatibilizar algún que otro trabajo.

Gracias a eso, sus fans pueden disfrutar de las múltiples facetas de un Xoel, capaz de afrontar retos como el que se le plantea el próximo 25 de enero en el escenario del Price de Madrid, donde López hará un concierto acústico y, suponemos, más íntimo de lo habitual, tras haber terminado no hace mucho su última gira con banda. ¿No les suena apetecible?