Año XIX - Madrid, Martes 13 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Joe La Reina

Rafael Alba / 26-01-2017
Los años también han empezado a sembrar bombas de nostalgia en el interior de las viejas trincheras 'indies' y los estragos que provoca el paso del tiempo empiezan a colarse en las letras de las canciones. La madurez temática le sienta bien a bandas como Joe La Reina, que se enfrentan sin miedo al azote devastador de la nostalgia.

En estos días, las publicaciones especializadas dan cuenta de la aparición de 'Chaveas', el segundo adelanto del próximo álbum de la banda, que se publicará en abril. Una canción que juega fuerte desde el principio al describir las caras cansadas y la calvas incipientes que pueblan un ambiente urbano donde los neones brillan cada vez menos.

El pesimismo suave y reflexivo del discurso poético fluye sobre secuencias melódicas discontinuas y dulces. Y también hay, como antaño, arpegios y figuras de guitarras afiladas con una distorsión cremosa y suave en el fondo de un cuadro sobre el que surgen algunos brochazos electrónicos para colorear el conjunto.

Sin embargo, también hay vitalidad y energía en una canción que se eleva sobre unos sólidos y contundentes cimientos, aportados por las percusiones cabalgantes, la precisión de los golpes de caja, y un bajo de apariencia perezosa, pero que se encarga en todo momento de hacer avanzar al tema.

Además, la voz, un tanto histriónica y siempre teatral, y algunas inflexiones rítmicas evocan los paisajes melancólicos del Madrid que dibujaron a finales de los setentas, grupos mágicas como La Romántica Banda Local, la banda de Carlos Farraco y Fernando Luna que agitó las aguas de La Malasaña posfranquista.

Este podría ser, según consta en los textos promocionales, el adelanto de un nuevo sonido más propio y meditado en el que la banda habría trabajado tras el parón forzoso de un año que provocó la estancia en Londres de Lucas Malcorra, su cantante. Un universo sonoro cuyo dibujo tienen tan claro que han optado por autoproducirse. Prometemos seguir la pista.