PUBLICIDAD

España

Cabecera Americaeconomica
Año XVIII - Madrid, Jueves 27 de Abril de 2017
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Biznaga

Rafael Alba / 21-02-2017
Una epidemia de punk acelerado e himnos juveniles subidos de tempo y a tope de distorsión parece haber infectado Madrid en los últimos tiempos. Y amenaza con extenderse por toda España. Los culpables son grupos entusiastas como Biznaga que se han sumado a la causa con fuerzas renovadas y ganas de dar guerra.

Cuando el futuro se oscurece, como pasó en aquel Reino Unido oscuro que presidía Margaret Thatcher, las guitarras eléctricas, los bajos y las baterías parecen convertirse en las armas perfectas para expresar el descontento. Quizá por eso, ante cada nueva posible revuelta urbana, siempre hay un himno punk dispuesto para agitar las gargantas.

Biznaga tienen mucho que ve con todo esto. Con coetáneos ilustres como Juventud Juché y antepasados internacionales como The Clash o, más cercanos, como la primera línea de ataque del Rock Radikal vasco de los ochenta en la que destacaban bandas insurgentes como Eskorbuto o La Polla Records.

Y, por supuesto, Kortatu. La banda de Fermín Muguruza donde militaba Kaki Arkarazo, el productor elegido por Biznaga para conseguir que el refinamiento de los estudios de grabación no les arrebate ni una milésima de furia. Porque ya se sabe que el verdadero sabor del punk sólo se consigue encima del escenario.

Aunque también hay precedentes nacidos y crecidos en las calles madrileñas como La Broma de Satán, La UVI o Comando 9 Milimetros, poco dados a oscuridades y muy contudentes y efectivos a la hora de expresar sus denuncias y expandir su nihilismo acelerado en canciones que eran como pedradas listas para abrir cualquier conciencia.

En activo desde 2012, cuando la crisis ofrecía su cara más dramática a la población española, Biznaga acaban de publicar su segundo disco, titulado 'Sentido del espectáculo', con el que han confirmado que han llegado para quedarse entre nosotros una larga temporada. Saben rugir, desde luego. Pero también saben hacer melodías.
PUBLICIDAD

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar