PUBLICIDAD

España

Cabecera Americaeconomica
Año XVIII - Madrid, Lunes 26 de Junio de 2017
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Los Manolos

Rafael Alba / 31-03-2017
Cuenta la leyenda urbana que un tal Paul McCartney un día se plantó en una tienda de discos de Barcelona y se llevó un montón de copias de un disco llamado 'Pasión Condal', de un grupo debutante que respondía al nombre de Los Manolos. Estaba fascinado por la versión que hacían de 'All my Loving', el tema clásico de The Beatles.

Sea cierta o no esta historia que se contaba en los mentideros musicales de la época, la descarada reivindicación realizada por estos tipos sin prejuicios de esa gran música que es la rumba catalana, nunca suficientemente valorada aquí, hizo bailar a toda España en aquel lejano 1991, de terso y juvenil recuerdo.

Y en 1992, aún subiría más la fiebre, gracias a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olimpicos de Barcelona, en la que estos músicos aguerridos y sin complejos que se unieron para reivindicar la rumba recibieron la confirmación de alternativa de la mano de Peret. El más grande entre los grandes.

Hace ya 25 años de aquello y, como era de esperar ha llovido mucho desde entonces. Y, una vez más, la explosión protagonizada por la rumba de Los Manolos no significó la necesaria revitalización de un género que jamás ha dejado de ser popular, pero nunca ha gozado del necesario apoyo de los medios culturales de prestigio.

Da lo mismo, su semilla ha calado en el 'flamenkito' de última generación y en las mezcolanzas de aire caribeño que pueblan la banda sonora de algunas tribus alternativas. Ahora, aquella mítica formación original de Los Manolos ha vuelto para demostrar que sí, que era cierto aquello de los 'Amigos para siempre'.

Su nuevo disco se llama 'Manolos, suban al escenario' y ya está en las tiendas. La banda también hará una gira, por supuesto. Que además, empieza fuerte. Nada menos que sobre el escenario del Viña Rock, justo el lugar en el que, por fin, los rockeros duros de la piel de toro pagaron la deuda que tenían contraída con Peret. ¡Larga vida a la rumba, señores!
PUBLICIDAD

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar