PUBLICIDAD

España

Cabecera Americaeconomica
Año XVIII - Madrid, Sábado 24 de Junio de 2017
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Disciplina Atlántico

Rafael Alba / 12-05-2017
Relaciones tóxicas, incomunicación, problemas de ego e incertidumbre sobre el futuro. Y una buena dosis de ruido, guitarras distorsionadas y contundencia rítmica. Una mezcla explosiva de alta exrpresividad, que ha generado algunas grandes canciones y una potente cantera de bandas airadas. Como Disciplina Atlántico.

La banda tiene, además, algunas otras bazas para jugar la eterna partida de la búsqueda de oro en la mina, a veces abandonada, del postpunk, unos teclados que aseguran los climas borrosos y la ambientación oscura y los destellos sonoros de un saxo que aparece de cuando en cuando para introducir algún fogonazo de luminosidad inesperada.

Habrá quien piense que no han descubierto la rueda. Y, si es así, poco podremos hacer desde aquí para converncerle de lo contrario. Quizá señalar que, en apariencia, no hay demasiados indicios de poses ni postureos en una banda que rebosa convicción sobre el escenario. Y que parece ser el resultado de una cocción a fuego lento.

Presuponemos unas cuantas horas de local tras cada riff. Claro que no podemos asegurarlo. Sabemos que admiten en sus textos promocionales tener un claro interés por el punk, el noise y la experimentación sonora. También que empezaron a funcionar en el verano de 2013, y que su primer Ep, publicado en 2015, armó bastante ruido.

Su primer Lp, 'Gran Oriente', ha tenido unas cuantas críticas positivas en los medios de cabecera habituales del 'indie' patrio como Mondo Sonoro o Rock de Luxe. Y los escritores de estas publicaciones especilizadas les empartenta con Sonic Youth, Los Pixies y otras referencias míticas del mejor ruidismo.

Sin llevarle la contraria a los que saben dire, sin embargo, que para mi lo más sorpredente de esta banda está en las letras de sus canciones. Suenan bien, desde luego, fuertes y tumultuosos como el que más. Pero tienen cosas que decir, las dicen en su idioma, se les entiende y, quizá por eso, no se limitar a ofrecernos la enésima copia de las viejas recetas.
PUBLICIDAD

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar