PUBLICIDAD

España

Cabecera Americaeconomica
Año XVIII - Madrid, Domingo 25 de Junio de 2017
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Helena Miquel

Rafael Alba / 02-06-2017
La generación de los noventa envejece. Y empieza a ser sustituida en el listado de las opciones musicales de vanguardia. Por mucho que aún haya cuarentones talluditos desperdigados por los festivales veraniegos, los problemas son distintos. Y, acaso, las canciones deberían ser otras. Quizá las que canta ahora Helena Miquel.

La cantante barcelonesa no es precisamente una recién llegada, aunque en estos días se publique su primer disco en solitario, titulado 'El sol en la sombra'. Tampoco es una desconocida para el público, sobre todo en su segmento generacional, poque ya alcanzó la fama cuando formaba parte de Delafé y las Flores Azules.

Aquellos raperos suaves y melódicos, muy de andar por casa, que intordujeron las legiones 'indies' en el género, aunque eso sí, dejando a un lado la chulería callejera habitual para introducir otras temáticas. Relacionadas con la vida cotidiana y con las nuevas inquietudes de unos jóvenes airados a quienes la crisis golpeó en plena treintena feliz.

Hace ya más de un año que Miquel abandonó Delafé, una ruptura profesional a la que había precedido otra de carácter sentimental. Y con la misma persona su expareja y excompañera de grupo Oscar D'Aniello. Y desde entonces, la cantante, ha compuesto un buen puñado de canciones que ahora ha decidido presentar al público.

En su nueva aventura, Miquel ha contado con un cómplice laboral con quien ha colaborado durante mucho tiempo: el guitarrista Marc Marés, uno de los componentes de Élena, una de las primeras bandas de la artista barcelonesa que incluso se mantuvo en activo durante la primera etapa de Delafé.

Miquel canta en castellano lo que quizá desmienta, o quizá no, el tono íntimista y confesional que impera en unos temas, como 'Enhorabuena', el single de adelanto, que parecen extraídos de sus propias experiencias personales. Hasta hay algunas pinceladas de canción social. Es música madura para contrarrestar el paso del tiempo. Y suena bien.
PUBLICIDAD

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar