Año XIX - Madrid, Sábado 17 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Guatemala

POLÍTICA Guatemala

La iglesia católica arremete contra el presidente de Guatemala por su estrategia electoral

Americaeconomica.com / 28-03-2011
El presidente guatemalteco, Álvaro Colóm, está recibiendo críticas de todas las áreas de la sociedad. Su pretensión de divorciarse de su mujer para que ésta pueda presentarse a una elección presidencial a la que él no puede optar, ha encendido las iras de la iglesia católica. Carlos Amado, párroco conocido en el país, ha asegurado que “este divorcio que está en trámite por motivos políticos, es el reflejo de la avaricia de los políticos de Guatemala."

"Es feo lo que se hace. El matrimonio es la base de la familia, es un sacramento y es sagrado“, ha expuesto Amado a sus fieles antes de concluir la misa dominical en el templo de Santa Ana, el primero construido por los españoles en el Valle de Panchoy (hoy Antigua Guatemala). Sin embargo, la orden ha llegado de las altas instancias, la opinión no proviene únicamente de este predicador. Monseñor Ramiro Pellecer Samayoa, obispo auxiliar emérito de Guatemala y vicario episcopal de Sacatepéquez, abría pedido a todos los sacerdotes del departamento de Sacatepéquez que muestren su "rechazo" y "preocupación".

El presidente Colóm ha mostrado su disposición de divorciarse de su mujer, Sandra Torres, para que esta pueda presentarse a las elecciones presidenciales. La legislación electoral impide que el propio mandatario se presente, mientras que su esposa no podría acceder al cargo al ser familia directa. De ahí que, después de que el propio Colom haya rechazado la posibilidad de cambiar la legislación para poder optar a la reelección, se planteen la separación, que habilitaría a Torres para optar a la presidencia.

Según Colom "es una decisión difícil, complicada", pero "es una decisión a favor del derecho genuino, el derecho humano de elegir y ser electa, y para evitar la confrontación con el sistema de justicia". "Nosotros estamos convencidos de que no hay una prohibición constitucional", dijo. Sin embargo, se decidió el divorcio debido a "todo lo que hemos observado estos meses de la tradicional oposición que tenemos, la muy compleja oposición".