PUBLICIDAD
Publicidad Telefonica

Edición fin de semana

Cabecera Americaeconomica
Año XVI - Madrid, Viernes 24 de Octubre de 2014
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil
Entrevista

TELECOMUNICACIONES Brasil

ENTREVISTA. Diego Gomes, Co-fundador de EverWrite (Brasil)

“Nunca se había invertido tanto dinero en Internet en Brasil como ahora”
Por Guillermo Alejandre (Río de Janeiro, Brasil) / 16-03-2012
EverWrite, la joven empresa que ganó el primer premio RBS para emprendedores e innovación en Brasil y consiguió un viaje a Silicon Valley, está de moda en el mundo. La compañía ha creado un algoritmo muy útil para que las páginas webs conozcan el tipo de contenidos que se adapta a la audiencia potencial que persiguen. Unos conocimientos que pueden resultar vitales para la optimización del posicionamiento en buscadores y de la repercusión en la Red.Dos condiciones indispensables para conseguir aumentos en los ingresos publicitarios. Uno de sus fundadores, Diego Gomes, nos habla de los inicios de la empresa y de su atípica configuración (la empresa está domiciliada en EEUU, en el estado de Delaware, a pesar de que trabaja desde Belo Horizonte en Brasil), de la situación actual de los emprendedores tecnológicos en el país o en Brasil, y de sus puntos flacos (como la falta de visibilidad internacional).

¿Cómo empezó EverWrite?

Yo y mi socio trabajamos juntos para algunas empresas antes en Brasil. Nuestro primer trabajo juntos fue Via6 (una suerte de LinkedIn brasileño), y en paralelo trabajábamos en empresas relacionadas con los medios de comunicación. Y nos dimos cuenta de que había una carencia de información referente al contenido; la gente no sabía cuál era el mejor contenido para producir, cómo podían ser más eficientes con sus páginas, adquirir mayor número de visitas y ganar más dinero con la publicidad. Vimos una tendencia muy fuerte en la industria, con algunas empresas en EEUU como AOL y Demand Media, invirtiendo fuertemente en minería de datos para la generación de contenido, así que comenzamos a generar nuestra tecnología enfocados hacia la pequeña y la mediana empresa. Creamos nuestra empresa en Delaware, pero no tenemos visado para trabajar en EEUU. Podemos hacer negocios, pero nada más, por ahora. Así que de momento seguiremos instalados en Brasil.

Pero casi todos vuestros clientes están en EEUU, ¿no es así?

Sí, estamos centrados sobre todo en el mercado estadounidense, pero vamos a tener que quedarnos un tiempo por aquí hasta que se arreglen los asuntos relacionados con los visados. Sin embargo, hay algunos cambios previstos para los visados “startup”, para ayudar a los emprendedores a hacer negocios en otros países. Seguramente nos podremos beneficiar con el proceso; de momento contamos con un visado de negocios.

¿Y no te parece un poco rara vuestra situación? Normalmente, las empresas se crean cerca de donde se encuentran los clientes, ¿no?

Nos comunicamos mucho por correo electrónico, y tenemos un número fijo americano de Skype. También tenemos una dirección de correo allí, y toda la correspondencia que llega se reenvía automáticamente. Toda la parte legal está en EEUU: cuenta bancaria, contabilidad. Toda la parte administrativa y de gestión está allí, subcontratada: la parte operacional, y el trato con el cliente lo tenemos aquí. Es un poco complicado, sí, pero está funcionando bien.

¿Y la empresa empezó así desde el principio?

Sí, sí. Creamos la empresa allí desde el principio. La empresa ni existe en Brasil. Tuvimos algunos problemas para montar la estructura, algunos documentos que firmar con los bancos, pero ahora todo funciona a la perfección.

¿Y cómo surgió la idea con clientes extranjeros antes que con clientes locales?

Gracias a que nuestros anteriores trabajos estaban muy relacionados con nuestros actuales socios estadounidenses, conseguimos establecer buenas relaciones allí y muchos contactos. También es una cuestión de sentido común: EverWrite ofrece unos servicios cuyo mayor mercado se encuentra en EEUU. Así que tiene mucho más sentido crear la empresa fuera.

Respecto a toda la parte burocrática de Brasil, ¿cómo ves la situación para las ‘startups’ brasileñas?

Hoy en día no existe una estructura legal, nada. Mi socio y yo tenemos un contrato con una empresa americana como contratistas de software. No tenemos presencia de ningún tipo en Brasil. No estamos cubiertos por ningún tipo de ayuda estatal, o laboral aquí. O allí. Es un poco complicado de explicar, la verdad…

Vaya, vaya… En cualquier caso, lo que estáis haciendo pinta muy bien. He oído que además, en Brasil, los inversores apuestan principalmente por copias de modelos de empresa ya establecidos fuera, y que funcionan. No se apuesta por modelos de tipo “disruptivo” como el de EverWrite. ¿Qué opinas?

Hay algunos (pocos), pero el mercado no es mucho de invertir en modelos de tipo disruptivo. Hay inversores que sí que están interesados, pero la regla es más invertir en modelos ya consolidados. En nuestro caso, otro de los motivos que nos llevaron a abrir la empresa en EEUU es porque estamos buscando inversores de fuera, conversando con personal de allí, y no con inversores brasileños. Nuestro objetivo primario es ése, aunque conversemos con algún fondo local también.

¿Y por qué Belo Horizonte, entonces?

Bueno, yo soy de aquí, y además aquí se está creando un polo de innovación muy importante, San Pedro Valley. Muchas empresas de por aquí ya ganaron varios premios en el mercado nacional. Si alguien quisiera montar una empresa de tecnología, Belo Horizonte se encuentra entre los mejores lugares para crearla: Google está aquí, por ejemplo, hay mano de obra muy cualificada, y la calidad de vida también está muy bien. Por ejemplo, nosotros estamos compartiendo escritorio con el personal de Hotmart, que ganaron aquél premio de Buscapé del año pasado. Deskmetrics también estaba en la misma calle que nosotros, ahora participan en el Startup Chile.

¿Qué piensas de la situación actual de Brasil?

El país está viviendo un momento muy bueno. La economía es pujante. Y, por primera vez surge una cultura de las ‘start ups’. Desde 2006, se puede ver que el número se dobla cada año, y todavía más desde la aparición de Buscapé. Es algo así como dos, cinco, veinte, cuarenta… Un crecimiento impresionante. Como el momento que vive Brasil. Creo que nunca se había invertido tanto dinero en Internet aquí como ahora, y tampoco se habían creado tantas empresas. Hay muchas oportunidades en el mercado de Brasil porque es un mercado muy grande, y que no está tan bien atendido como debería. Hay muchas adaptaciones de los modelos probados en EEUU que se convierten en empresas enormes porque cubren un hueco que existía.

Hablaste de otra empresa brasileña, Deskmetrics, que también se ha lanzado al exterior, como vosotros, ¿por qué?

Bueno, el mercado de Deskmetrics es similar al nuestro en el sentido de que ellos también están enfocados hacia EEUU (la mayoría de sus clientes se encuentran allí). Para aquellas empresas cuyo mercado se encuentre fuera de Brasil, en estos momentos no se dan las condiciones para crear la empresa aquí. Es un poco más complicado que cuando tu cliente es local.

Sí, ya oí decir que si una empresa tiene en mente expandirse internacionalmente, Brasil no es quizá el mejor país para empezar. ¿Estás de acuerdo?

Sí, completamente. Nunca se ha visto en Internet que una empresa brasileña se haya convertido en un fenómeno de éxito mundial, no es muy común. Es más, creo que nunca ha sucedido. En ése caso, normalmente, EEUU es imbatible. Allí hay un mercado de capital mucho más maduro. Por eso pueden darse casos como el de Facebook, ellos son capaces de ayudar a éstas empresas y proveer de todo el capital necesario, en la escala necesaria. Si la misma empresa surgiera en Brasil, el ecosistema del país no estaría preparado. Otra cuestión es la cultura de tecnología y emprendedora: el mercado de capitales estadounidense tiene más práctica que el mercado brasileño.

¿Te parece más fácil que una empresa extranjera entre en Brasil, a que una empresa brasileña salga afuera?

Sí, sin duda. Lo que las empresas de fuera encuentran extraño cuando llegan a Brasil es que Brasil tiene un sistema tributario muy complejo y más caro de lo normal con respecto a la contratación de mano de obra. Además, sistema legal brasileño es muy diferente del estadounidenes o el europeo. Hoy en día es muy difícil para una empresa brasileña ser internacional, y yo no recuerdo ningún caso excepto Buscapé, que sí se expandió por toda América Latina.

Bueno, espero que el año que viene volvamos a hablar, y me digas que acabáis de abrir una oficina en China...
PUBLICIDAD

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar