PUBLICIDAD
Publicidad Telefonica

Portada

Cabecera Americaeconomica
Año XVI - Madrid, Martes 02 de Septiembre de 2014
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España
Reportaje

ENERGIA España

Las grandes hidroeléctricas españolas pagarán más impuestos

Reforma energética en España
Americaeconomica.com / 14-09-2012
La reforma energética en España, que en los últimos meses ha tenido en vilo a inversores, analistas y empresarios finalmente no ha sido tan dura como se esperaba. Habrá que pagar más impuestos, pero no serán tan cuantiosos como algunos predecían ni se tocarán las subvenciones a las renovables. Todo parece indicar que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha impuesto su criterio sobre el de Industria, José Manuel Soria.

El objetivo era acabar con el abultado déficit de tarifa. Tras haber tenido enfrentados durante meses a los ministros de Industria -partidario de acabar con las ayudas públicas- y de Hacienda -partidario de subir impuestos-, el segundo se ha llevado el gato al agua, mientras que del ‘mix energético’ español, ni una sola palabra en todo el anteproyecto de ley presentado este viernes tras la habitual reunión del Consejo de Ministros. Los expertos consultados por EL BOLETÍN juzgan, sin embargo, que aún queda mucho por definir de esta reforma energética que finalmente ha sido únicamente fiscal.

En este sentido, el Gobierno ha dictaminado una única tasa del 6% sobre los ingresos de la generación eléctrica, con total independencia de su origen. Un impuesto que, para bien del sector, no alcanzará el 8% que las previsiones más agoreras habían barajado y, sobre todo, no penalizará a las energías renovables, cumpliendo con los deseos del titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. Con esta tasa y sus seis ‘coristas’ el ministro de Industria, José Manuel Soria, pretende dar carpetazo a un déficit de tarifa que ya alcanza la abultada cifra de 24.000 millones de euros, según ha informado hoy mismo la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

El resto del paquete de medidas fiscales anunciadas hoy pasan por el llamado ‘céntimo verde’ a las energéticas más contaminantes. Las gasistas deberán pagar, una vez entre en vigor la norma, 2,79 céntimos de euro por metro cúbico; las que produzcan energía a partir del carbón, 14,97 euros por tonelada consumida de este mineral; desde el petróleo y el fuel-oil, 12 euros por tonelada y 29,15 euros por cada mil litros respectivamente; y, por último, las que empleen los ríos para encender la luz, un 22% sobre el valor de la energía producida. Por lo que se refiere a las discutidas nucleares, se unifican los impuestos por generación y almacenamiento de residuos.

Unas medidas en con las que se pretende recaudar 2.700 millones de euros más cada año y que se complementan con iniciativas como la venta de derechos de emisión de CO2 a terceros países. Un acuerdo, dicen algunos analistas, de mínimos entre Soria y Montoro que habrá que revalidar y clarificar una vez que se empiece a tramitar la verdadera reforma energética española, no su fiscalidad. Mientras, las compañías del sector respiran aliviadas en el parqué, donde ven diluirse la que había sido su bestia negra de los últimos meses para anotarse algunos de los rebotes más enérgicos del parqué, renovables libres de momento de nuevas tasas a la cabeza.
PUBLICIDAD

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar