Año XIX - Madrid, Lunes 10 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre México

MATERIAS PRIMAS México

El petróleo mexicano cae a mínimos de 2008

María José Pérez / 09-12-2015
Refinería de petróleo

Refinería de petróleo

La Mezcla Mexicana de Exportación (MME), que produce la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), ha caído a su cota más baja desde diciembre de hace siete años tras haber cerrado el pasado martes en 29,65 dólares el barril.

En comparación con el petróleo europeo Brent y el crudo intermedio de Texas (WTI) siempre ha tenido un precio algo más bajo, aunque la crisis del precio internacional de esta materia prima le está pasando factura. De hecho hace un año, el MME se situaba por encima de los 50 dólares, lo que supone una caída de más de 20 dólares por barril.

Las arcas mexicanas, que dependen en gran medida del ‘oro negro’, se enfrentan a un momento complicado. Lo mismo que Pemex, que durante los primeros nueve meses de su historia ha marcado el peor resultado de su historia con pérdidas de 20.000 millones de dólares.

Hay que destacar que la mezcla mexicana (compuesta de petróleos ligeros y pesados) se exporta, sobre todo, a EEUU y Canadá pero también se vende en Europa y en Asia. Aunque sea exportador del producto, no forma parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), sin embargo, la decisión de no recortar la producción, tan demandada por el ministro venezolano de Petróleos, Eulogio del Pino, también afectará al producto.

Durante la última reunión del bloque petrolero en Viena, que tuvo lugar el pasado 4 de diciembre, se decidió dilatar la decisión sobre la producción y se optó por plantear una nueva reunión para el próximo 2 de junio 2016 también en Viena donde, con total seguridad, se volverá a tratar este tema.

La reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto, que abre las empresas energéticas nacionales al capital privado, ha supuesto para Pemex una reestructuración que para la oposición, siendo el más crítico con ella Andrés Manuel López Obrador, supone empobrecer al país latinoamericano.