Año XIX - Madrid, Lunes 10 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre México

MATERIAS PRIMAS México

El petróleo mexicano se hunde por debajo de los 27 dólares

María José Pérez / 18-12-2015
Refinería de petróleo

Refinería de petróleo

La mezcla mexicana de exportación (MME) se encuentra en una de sus mayores crisis. Su precio en el mercado ya ha caído por debajo de los 27 dólares, en concreto el pasado jueves cerraba en 29,63 dólares el barril, según la empresa nacional Petróleos Mexicanos (Pemex).

El pasado 8 de diciembre, el petróleo azteca sufrió un enorme revés al caer hasta los 29,65 dólares el barril, lo que suponía situarse en mínimos de 2008. Con la pérdida de los 27 dólares, todo apunta a un trance aún más profundo para la mezcla mexicana.

La crisis del precio del petróleo sigue golpeando al oro negro. A pesar de haber sido siempre más barato que el petróleo europeo Brent y el crudo intermedio Texas (WTF), la caída supone que una caída de prácticamente el 50% desde hace un año. Pues en diciembre de 2014 marcaba los 50 dólares.

A la profundización de la crisis del precio del petróleo mexicano se une lo que desde Pemex han llamado reestructuración y que los medios latinoamericanos tildan de “recorte”. De hecho, durante una entrevista el director general de Pemex, Emilio Lozoya, dejó entrever que volverían a haber despidos, en 2016 aunque prefirió no mojarse a la hora de contabilizarlos.

Según fuentes cercanas al asunto, recogidas por el periódico mexicano El Universal la cifra podría estar comprendida entre 13.000 y 15.000 empleos menos para el año que está a punto de comenzar. Aunque Pemex insiste en no decir nada al respecto.

Sobre lo que si se ha pronunciado la Secretaria de Energía (Sener) mexicana ha sido sobre la colocación del 100% de los campos petroleros terrestres que conforman la tercera licitación de la Ronda 1 y que se dividen en 17 campos de aceite y 8 de gas.

Con estos lotes, como ya adelantaba América Económica esta semana, se han hecho 18 empresas mexicanas, dos estadounidenses y una holandesa. Con estos campos se alcanzaría una producción máxima de 77.000 barriles de petróleo.

A pesar de que México no forma parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) parece estar muy en línea con sus pronunciamientos. Mientras Venezuela, que si está en el organismo, no paraba de pedir un recorte en la producción, el organismo ha decidido seguir produciendo. Lo mismo que hace el país presidido por Enrique Peña Nieto con estas licitaciones.