Año XIX - Madrid, Miércoles 12 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre México

elboletin.com México

Pemex volverá a necesitar financiación del Gobierno de Peña Nieto

María José Pérez / 23-05-2016
Estación de servicio de Pemex

Estación de servicio de Pemex

La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) va a necesitar de nuevo apoyo financiero del Estado. Al menos así lo ha considerado en el último informe sobre la petrolera mexicana y su complicada situación económica la agencia de rating Moody´s.

En el documento, al que ha tenido acceso Forbes México, la calificadora de riesgos ha señalado que “la probabilidad de más apoyo por parte del Estado es mayor puesto que el Gobierno ya ha inyectado liquidez en la empresa estatal, que seguirá enfrentándose a un déficit de financiación si continúa la crisis del petróleo”.

Moody´s da un paso más y asegurado que Pemex requerirá financiación equivalente al la agencia de rating Moody´s 2,7% del Producto Interior Bruto (PIB) en los próximos tres años. Aunque no ha manifestado si el Ejecutivo de Enrique Peña Nieto estará en disposición de ofrecerle esa cantidad. Hace más de un mes, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCEP) anunció una ayuda de 73.500 millones de pesos (unos 4.202 millones de dólares) para hacer frente a pagos con proveedores y a mejorar la situación financiera.

A día de hoy, la petrolera solo ha respondido a las deudas con los pequeños y medianos acreedores. Por los que son ahora los proveedores no entraban en esta categoría los que le han pedido a la empresa que preside José Antonio González Anaya que les pague lo que les debe (unos 2.185 millones de dólares). En concreto, con la voz del líder de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrero Vega


Pese a que Pemex tiene intención de pagarles a sus proveedores, como ha dicho en más de una ocasión, la inyección de capital por parte del Estado tiene intención de usarla en otros menesteres como las pensiones, jubilaciones y recortes de impuestos seleccionados. De no hacerlo, considera Moody´s, “el apoyo a Pemex podría dar lugar a un déficit fiscal más amplio de alrededor de 1,5% del PIB en 2017 y 2018, lo que complicaría a las autoridades sus planes de consolidación fiscal”.

En otro orden de cosas, Moody´s también ha hablado sobre la situación económica del país latinoamericano. La agencia de rating ha rebajado su estimación para 2017 desde un rango precio de entre el 2,5% y el 3,5% hasta uno comprendido entre el 2% y el 3%. El precio del petróleo, gran ‘martirio’ para Pemex, y el impacto de la demanda interna son las razones que esgrime la calificadora de riesgos.

Así las cosas, todo apunta a más complicaciones para Pemex, que está teniendo una temporada complicada. Al cambio de presidente, que decidió el propio Peña Nieto, se unen unos resultados bastante decepcionantes y la crisis del precio del petróleo que sigue adelante. Aunque la mezcla mexicana de exportación (MME) haya vuelto a recuperar los 40 dólares, las cosas pueden dar un vuelco, en línea con otros crudos.