Año XIX - Madrid, Domingo 9 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre México

MATERIAS PRIMAS México

Pemex busca financiarse mediante acuerdos con empresas privadas

María José Pérez / 30-05-2016
Estación de servicio de Pemex

Estación de servicio de Pemex

La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) sigue buscando financiación y parece haberla encontrado mediante acuerdos con empresas privadas. Llegarán muchas más cuando la reforma de Peña Nieto se consolide pues permitirá la entrada al mercado mexicano de compañías privadas internacionales.

Pemex se ha convertido en el estandarte que tanto el Gobierno como la oposición han enarbolado para criticar la actuación del otro. Mientras el Ejecutivo de Peña Nieto ha asegurado en más de una ocasión que la entrada del capital privado supondrá un revulsivo tanto para el sector como para la petrolera, la oposición ha acusado al líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de querer desmantelar Pemex.

La petrolera, que ha vivido momentos muy duros entre los que destaca un cambio de presidente y unos resultados bastante por debajo de lo esperado, sigue buscando maneras de financiarse más allá de la controversia que se ha creado a su alrededor. En un roadshow por EEUU en el que quiso atraer toda la inversión posible o mediante la paralización de algunos de sus proyectos, Pemex insiste en salir adelante.

Por ello ahora analiza qué tipo de asociaciones hacer con las empresas privadas. Varios son los esquemas que baraja la petrolera. Por un lado las farm-outs (donde la Comisión Nacional de Hidrocarburos debe dar su aprobación a los contratos propuestos por Pemex) y por otro la participación de la empresa estatal en consorcios con otras empresas o mediante contratos de exploración y extracción.

A estos modelos se une la posibilidad de que empresas externas participen junto a Pemex en el desarrollo de los campos de la Ronda Cero, que fueron asignados a la petrolera que preside José Antonio González Anaya. Con todo esto, además de ganar rentabilidad, se pretende la salida gradual de negocios que ya no son productivos para Pemex y puedan monetizarse mediante asociaciones y factores que podrían derivar en una mejoría de la petrolera.

La apertura del mercado mexicano a empresas como We Gas Mexico o Puma Energy a través de las nuevas licitaciones de la reforma energética podría suponer un tipo diferente de asociaciones a las que Pemex debe estar atenta. Pues podrían abrirse muchas otras oportunidades para la petrolera estatal mexicana. Por ello, la empresa estatal está buscando modos para encajar todas estas posibilidades y conseguir salvar la crisis en la que se encuentra envuelta.


El precio de la mezcla mexicana de exportación (MME) sigue en los 40 dólares, sin embargo, la empresa no podrá levantar cabeza de no tomar cartas en el asunto. Empezó a hacerlo con el cambio de presidente y ha seguido con la venta de activos y estas nuevas asociaciones que podrían traducirse en una mejora para una de las insignias del país latinoamericano.