Año XIX - Madrid, Martes 13 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre México

EL CAFÉ DE LAS ARTES México

Caloncho

Rafael Alba / 30-08-2016
Todo parece estar listo para que el pop mexicano aporte una nueva estrella a la efervescente escena de la música latina. Se trata de Caloncho, un cantautor sensual y romántico, curtido en los amores más suavecitos del trópico, que parece apostar por la ironía para contar sus placenteras historias de seducción.

Oscar Castro, que así se llama realmente, este ‘crooner’ de última generación se ha dado a conocer mayormente gracias ‘Fruta’ y ‘Fruta (Vol.II)’ , dos discos que son una auténtica declaración de intenciones y que sitúan su música en un territorio inédito y, a veces inquietante, pero interesante la mayor parte de las veces.

Entre el Serge Gainsbourg más apegado a los ritmos de Martinica y un Jason Mraz pasado de afrodisiacos, Caloncho elabora un discurso tan perezoso como efectivo, plagado de melodías evocadoras y deslizantes que deben paladearse sin prisas. Sobre todo, porque lo contrario sería más que contraproducente.

El coctel aún gana más interés gracias a los aromas sesenteros incluidos en la mezcla y a la carencia total de ese dramatismo lleno de sobreactuaciones que ha caracterizado, casi siempre, a la mejor canción romántica mexicana. Aquí los susurros, llenos de sentido e intención, ganan siempre la partida a los gritos.

Arropado por aficionadas a su música de tanto fuste como la sin par Mon Laferte, con quién recientemente ha grabado un dueto, Oscar avanza con paso firme hacia la total consagración y ha compartido ya escenarios con algunos de los más grandes divos latinos del momento, como Enrique Bunbury o León Larregui.

En las últimas semanas, su música ha empezado a encontrar cierto eco en algunas publicaciones españolas, como el portal especializado ‘Mondo Sonoro’ que acaba de publicar una crítica muy favorable del último trabajo de Caloncho. Una relajante colección de canciones que quizá les convendría escuchar antes de volver a la dura lucha cotidiana cuando acabe el verano.