Año XIX - Madrid, Martes 13 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre México

POLÍTICA México

Renuncia el cuestionado jefe investigador de la fiscalía en el caso Ayotzinapa

dpa / 15-09-2016
Bandera de México

Bandera de México

A pocos días de que se cumplan dos años de la desaparición del 43 estudiantes en el sur de México, renunció a su cargo el jefe de la agencia de investigación de la fiscalía, Tomás Zerón, cuestionado por presuntas irregularidades en el levantamiento de evidencias durante la investigación del caso.

De acuerdo con un comunicado de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), Zerón presentó hoy su renuncia a la titular de esa dependencia, Arely Gómez, aunque no se especificaron los motivos de su salida.

En abril, un grupo de expertos comandado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para trabajar en el caso, acusó a Zerón de trasladar a un detenido y de levantar evidencia en un sitio clave sin dejar registro.

Los expertos exigieron a la fiscalía que se investigue una visita que Zerón hizo al río San Juan el 28 de octubre de 2014, un día antes de que supuestamente se hallaran en ese lugar bolsas de plástico con cenizas de los estudiantes, desaparecidos el 26 de septiembre de ese mismo año en el estado de Guerrero.

En el río San Juan, cerca del basurero de la localidad de Cocula -unos 200 kilómetros al sur de Ciudad de México-, supuestamente se encontró el 29 de octubre, en una bolsa de plástico entre un montón de cenizas, el único fragmento óseo identificado hasta ahora con certeza como de uno de los estudiantes.

Sin embargo, cuando se halló el fragmento ni los expertos de la CIDH ni del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que hizo un peritaje independiente a pedido de las familias, estuvieron presentes, por lo que pusieron en duda que el pedazo de hueso apareciera ahí.

En su momento, Zerón dijo que su visita al río fue un recorrido previo a una diligencia ministerial y que fue legal. También presentó un video del recorrido y afirmó que un hueso que se recogió, y que no se incluyó en el expediente, correspondía a un ave.

El video no fue incluido en el expediente del caso Ayotzinapa, por lo que fue duramente criticado por los expertos y por los padres de los desaparecidos, que exigieron su renuncia.

Los 43 jóvenes eran estudiantes de una escuela para la formación de maestros en Ayotzinapa, Guerrero. Entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014 fueron perseguidos por policías municipales de la localidad de Iguala, que los detuvieron y los entregaron a un grupo criminal, según los testimonios recogidos por la fiscalía.

La investigación oficial señala que los estudiantes fueron asesinados y luego incinerados en un basurero al ser confundidos con miembros de un cártel rival, pero los expertos de la CIDH concluyeron en un informe que no existen evidencias científicas que respalden la hipótesis de la incineración.