PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Jueves 24 de Mayo de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre México

INTEGRACIÓN México

Si EE.UU. insistiese en imponer aranceles o cuotas a cualquier producto

México, dispuesto a romper la renegociación del TLCAN antes de empezar
Americaeconomica.com / 27-02-2017
Bandera de México

Bandera de México

El secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, ha amenazado con retirarse de las conversaciones con EE.UU para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA por sus siglas en inglés).

Una posibilidad que llevarían a la práctica si su vecino del Norte insistiese en imponer aranceles o cuotas a cualquier producto proveniente de México: "En el momento que digan: ‘vamos a poner aranceles del 20% en carros’, me levanto de la mesa", ha señalado Guajardo en una entrevista que recoge El Financiero.

Está previsto que las conversaciones oficiales para renegociar el tratado al que el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, considera en gran parte responsable de su déficit comercial con México, comiencen en junio. Pero México cada vez está dejando más claras sus líneas rojas.

Después de haber amenazado hace un par de semanas con desplazar las compras de productos agrícolas como el máiz, del que son el principal importador de EE.UU., a Argentina o Brasil; ahora, le envían una nueva señal a Trump.

Y es que, después de todo, sin TLCAN, el comercio entre EE.UU. y México pasaría a regirse por las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Es decir, los aranceles estarían en un promedio de alrededor del 3%; peor que las condiciones que tienen ahora, pero mucho mejores que el 20% que ha llegado a insinuar Trump para así pagar su famoso muro.

Además, México teme que de ceder ante las pretensiones de Trump en determinados productos, como un impuesto del 35% a las importaciones de automóviles de México, generaría un efecto dominó que hiciese proliferar las demandas de arancles similares en otros productos y desde otros países.