PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Sábado 21 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre México

INTEGRACIÓN México

Considera que se dan los incentivos adecuados dado el inminente año electoral en ambos países

México espera cerrar este año la renegociación del TLCAM
Americaeconomica.com / 31-05-2017
Bandera de México

Bandera de México

México espera que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés) esté lista hacia finales de este año. Una esperanza que se basa, sobre todo, en las necesidades de su país vecino.

O mejor dicho, en las de su presidente, Donald Trump, pese a que las señales que este emite no son precisamente esperanzadoras. Sin embargo, las autoridades mexicanas consideran que las elecciones previstas en 2018 en EE.UU. ejerceran una presión decisivia sobre este y su partido.

Al menos esa es la opinión que ha expresado hoy el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, quien ha declarado a Reuters: "Los incentivos dado el año electoral en México y Estados Unidos están alineados para que intentemos concluir al final de este año".

Es decir, una presión que funcionaría en doble sentido. Tan solo que los incentivos para la parte mexicana para llegar a un acuerdo se dan por descontado dado que tiene en EE.UU. su principal mercado de exportación y, además, el deseo de cambiar el actual acuerdo comercial parte en exclusivo de la personalísima voluntad de Trump.

Fajardo espera así, que la renegociación del acuerdo en la que también se habrá de contar con Canadá se inicie a fines de agosto. Por tanto, quedará poco más de un año para que EE.UU. celebre sus comicios intermedios que afectan al legislativo y Mëxico sus elecciones generales.

A priori, dicho calendario haría deseable para Trump poder ofrecer resultados tangibles en esta cuestión de la que ha hecho bandera tan sensible. Pero tampoco se puede descartar la capacidad del neoyorquino de tensionar a su electorado agitando precisamente el espantajo de un conflicto no resuelto y tener a un 'rival' al que seguir culpando de todos sus males.

Con todo, Fajardo se ha reafirmado en las citadas declaraciones en que si bien, intentarán trabajar en esa dirección y de cara a esa fecha.