PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Jueves 18 de Octubre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre México

MERCADOS Y FINANZAS México

Buenas perspectivas para la privatización de la petrolera colombiana Ecopetrol

Americaeconomica.com / 29-11-2010
Los analistas opinan que la venta de un 9,9%, equivalente a 16 billones de pesos (965 millones de euros), de las acciones que el Gobierno de Colombia posee en Ecopetrol llegará a buen puerto, si bien la Ley 1118, aprobada en 2007 y que prohíbe que el Estado tenga menos del 80% de la compañía, puede suponer un obstáculo que retrase la operación. Sin embargo, los expertos apuestan por que, dado el destino que tendrá el importe resultante de la transacción (nada más y nada menos que el de sufragar algunos proyectos viales necesarios), el Congreso colombiano aprobará, sin problemas, la venta de acciones.

José Fernando Restrepo, Director de Investigaciones Económicas de la casa de análisis colombiana Interbolsa, opina que “habría que buscar la forma, pero no debería haber mucha oposición en el Congreso, sobre todo cuando es una inversión que estará destinada a la infraestructura”.

La Ley 1118, con la cual se autorizó la capitalización de Ecopetrol, estableció, entre otras cosas, que el Gobierno colombiano debe poseer como mínimo un 80,1% de Ecopetrol. En la actualidad hay un 10,1% en manos de accionistas minoritarios. Las dos operaciones que giran en torno a Ecopetrol suponen poner en manos de terceros casi el 20% de las acciones de la compañía, por lo que el Gobierno se quedaría con menos de este 80,1% necesario. Por lo que la venta de la participación del Gobierno deberá contar previamente con la aprobación del Congreso.

Además de esta venta del 9,9% de la participación del Gobierno en Ecopetrol, la petrolera también tiene previsto realizar una nueva venta de acciones, operación que entra dentro de los planes de capitalización puestos en marcha en el año 2007. Fue en este año cuando el Congreso aprobó la puesta en circulación de nuevas acciones representativas en un 20% de los títulos que estaban por entonces en circulación, y ya entonces se colocó un 10,1% de las mismas, por lo que todavía falta un 9,9%.

Pero, como decíamos, los expertos consideran que la venta de la participación del Gobierno llegará, finalmente, a buen puerto, debido al objeto al que irá destinado el importe que de ella se extraiga. La idea es usarlo para financiar los grandes proyectos viales que no sean factibles de ejecutar a través del sistema de concesiones.

El sector vial es, en Colombia, “un tema de máxima prioridad”, según ha dicho a este diario Sergio Díaz, analista de Bancolombia. El plan nacional de desarrollo diseñado por el Gobierno de Juan Manuel Santos para los años 2010-2014 contempla una inversión de 55 billones de pesos (3.318 millones de euros) para el sector de infraestructuras. Y, de hecho, este sector es una de las fuentes de desarrollo, o ‘locomotoras’, que suponen un impulso al crecimiento económico del país.

La semana pasada, durante un Congreso de Infraestructuras celebrado en Colombia, el presidente de la nación, Juan Manuel Santos, anunció la venta de un 9,9% de las acciones que el Gobierno ostenta en Ecopetrol con la finalidad de correr con los gastos de algunas obras de infraestructura vial necesarias. Según han contado analistas colombianos consultados por Americaeconomica.com, los medios locales malinterpretaron dicho anuncio y consideraron que Santos se refería al importe que se obtendrá de la capitalización, o puesta en circulación de nuevas acciones, que la compañía tiene previsto realizar durante el año que viene. Sin embargo, el ministro de Hacienda colombiano, Juan Carlos Echeverry, aclaró que se trata de dos operaciones distintas.

Sin embargo, la venta de la porción que planea el Gobierno se realizaría después de esta emisión de acciones nuevas, según ha confirmado el ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado. Aunque, según han recordado los analistas consultados por esta publicación, ambas operaciones no están planteadas para ser realizadas de una sola vez, sino más bien diluidas en el tiempo.