PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Miércoles 26 de Septiembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Nicaragua

Politica Nicaragua

Se han autodenominado Movimiento 19 de Abril

Los estudiantes nicaragüenses no se rinden ante Ortega y continúan en pie de guerra
Americaeconomica.com / 26-04-2018
Aula

Aula

Los estudiantes de Nicaragua, aquellos que han encabezado las protestas desatadas desde hace una semana exigiendo la paralización de la reforma de la Seguridad Social impulsada por el presidente Daniel Ortega, no se rinden y exigen la dimisión del mandatario.


Asimismo, reclaman el cese y enjuiciamiento de los mandos policiales responsables por los más de 30 muertos durante las violentas represiones.


Además, los jóvenes han insistido en que se ponga en libertad de forma inmediata a todos los estudiantes universitarios y cualquier persona que haya sido detenida durante las manifestaciones.


Los estudiantes, que permanecen en la Universidad Politécnica de Nicaragua y se han autodenominado 'Movimiento 19 de Abril', han solicitado la destitución y apertura de un proceso judicial contra toda la cadena de mando de la Policía debido a su responsabilidad en el fallecimiento de ciudadanos durante los disturbios.


Los comentarios de los estudiantes han tenido lugar después de que la Conferencia Episcopal de Nicaragua aceptara mediar el diálogo entre el Gobierno del presidente, Daniel Ortega, al que los manifestantes han instado a dimitir, y la patronal, el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP).


"La Conferencia Episcopal de Nicaragua después de orar, escuchar y pedir las luces del Espíritu Santo acepta estar en carácter de 'mediador y testigo' del diálogo convocado por el señor presidente de la república de Nicaragua", ha señalado en un comunicado.


"Exigimos suspensión inmediata de los siguientes cargos y funcionarios de la Policía: Francisco Díaz, comisionado general y subdirector general de la Policía Nacional; Aminta Granera, primera comisionada; Vladimir Cerda, comisionado mayor jefe del Distrito I; Noel Cruz, jefe del Distrito V; Juan Valle Valle, jefe de patrullas de Managua; Sergio Gutiérrez, segundo jefe de la Policía de Managua; Donald López, jefe del Distrito VII, y Félix Villarreal, del Distrito VI", han explicado los jóvenes.


El dirigente nicaragüense, por su parte, ha aceptado este jueves la participación de la Conferencia Episcopal del país como mediadora y testigo en el diálogo sobre la reforma de la seguridad social, según ha recogido el diario local 'La Prensa'.


Verificación de la CIDH


Además de pedir la destitución de los mandos policiales, los miembros del Movimiento 19 de Abril han solicitado que el proceso judicial de estos funcionarios sea verificado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y los diferentes organismos de Derechos Humanos nicaragüenses.


Asimismo, los jóvenes han insistido en que se ponga en libertad de forma inmediata a todos los estudiantes universitarios y cualquier persona que haya sido detenida durante las manifestaciones.


"Pedimos el retiro inmediato de la Policía a sus funciones verdaderas, que son para servir al pueblo, y el cese de la persecución policial a dirigentes estudiantiles y ciudadanos en general. Anular los antecedentes policiales creados a todas las personas de la sociedad civil que han sido detenidas en actividades de protesta", han exigido.


En este sentido, los líderes estudiantiles han reclamado garantías para poder finalizar las protestas y han pedido que la juventud nicaragüense tenga representación permanente en asuntos de interés nacional.


"Queremos garantías de que no habrá represalias sino respeto a los Derechos Humanos de los jóvenes universitarios y sus familias, de la comunidad vecina y de la sociedad civil, que ha mostrado su apoyo a los universitarios en su lucha por una Nicaragua mejor", recoge el comunicado.


Por otra parte, los estudiantes han agradecido a la población el apoyo brindado durante la marcha del pasado lunes, una manifestación sin precedentes en el país, y han asegurado que se trata del inicio de una nueva etapa en Nicaragua dado que el pueblo ha demostrado que está cansado de "tantas injusticias" y de la "represión en protestas pacíficas".