PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Martes 21 de Agosto de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Bolivia

POLÍTICA Bolivia

El mayor sindicato boliviano arrecia en sus protestas contra Evo Morales

Americaeconomica.com / 07-04-2011
La Central Obrera Boliviana (COB) ha cumplido su palabra. Ayer decidía mantener el pulso que sostiene con el Gobierno de Evo Morales a la espera de que este amplíe su oferta de subida salarial. Hoy 8.000 afiliados del sindicato han circulado por las calles de La Paz, capital boliviana, para manifestarse. La marcha ha finalizado con duros enfrentamientos con la policía y el vicepresidente, Álvaro García Linera, ha calificado las demandas de la COB de “injustas e ilegítimas”.

Desde primera hora de la mañana, más de 8.000 personas afiliadas a la COB han realizado una concentración en El Alto para iniciar la marcha convocada por el ente obrero rumbo a la ciudad de La Paz. Sus alegaciones eran sencillas. Las 41 organizaciones, que incluye varios sectores productivos (fabriles, mineros, constructores o maestros entre otros) reclamaban una subida salarial mayor a la promulgada, en el Decreto Supremo 21060 y también el 809, por el gobierno.

Lejos de sentirse satisfechos por el 10% de incremento que propone el Estado, solicitan aumentos entre el 20 y el 35%, algo que no parece que vaya a aceptar Morales. Los trabajadores, que se siente “atropellados”, como asegura el secretario ejecutivo de la COB, Pedro Montes, han recibido la replica del vicepresidente del Gobierno, Álvaro linera, una figura muy discutida en los últimos tiempos por los movimientos sociales.

Linera ha achacado ala COB que, mientras que en el pasado ha elegido buenos motivos para movilizar a su gente, como la nacionalización de los hidrocarburos entre otras cuestiones, ahora realiza “demandas locales y particulares, a expensas y en detrimento de las demandas generales de la población”. “Por ello la movilización de algunos sectores de la COB, de manera respetuosa, la queremos calificar como demandas injustas e ilegitimas”, concluyó el vicepresidente.

Las posturas, por lo tanto, están alejadas. Muchos, entre ellos miembros del propio sindicato como la sección de maestros, han criticado a la Central Obrera por su proximidad o, en opinión de otros, connivencia con el gobierno Morales. La mala situación en cuanto a su aceptación social que está viviendo el mandatario boliviano, a quien algunos movimientos indigenistas achacan haberse olvidado de su origen, tal vez haya animado a la COB a mostrarse más duro en sus protestas.