Año XIX - Madrid, Miércoles 12 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Bolivia

POLÍTICA Bolivia

Evo Morales descuenta del salario de los trabajadores las horas de huelga

Americaeconomica.com / 10-05-2011
Evo Morales y la Central Obrera Boliviana (COB) vuelven a estar enfrentados tras una tensa calma de hace algunas semanas. La razón: el Gobierno de Morales ha descontado del sueldo de los maestros y trabajadores de la salud los días que no acudieron a trabajar por participar en la pasada huelga general, algo que la COB considera intolerable. Su líder, Pedro Montes, ha lanzado otro pulso contra Evo y anuncia movilizaciones durante hoy, martes, y el jueves, con el fin de que el dinero les sea reintegrado a los trabajadores afectados.

Las protestas no serán generalizadas en el sector de la minería, sino que, como afirma Montes, sino que se organizarán en torno a una comitiva de representantes que expresarán su apoyo "moral" a maestros y trabajadores de la salud. Morales había cargado hacía unos días contra los huelguistas y defendió los cortes con el argumento de que "es vergonzoso" cobrar sin haber trabajado.

El ministro de Trabajo, Félix Rojas, por su parte, ha confirmado que los descuentos se han producido en los sueldos de abril, y se prevé que se carguen también en los mayo. De hecho, ha amenazado con que si las nuevas movilizaciones implican parones en la actividad laboral, éstos también les serán descontados a quienes los practiquen.

Por ahora, el Gobierno no está dispuesto a ceder en el descuento de los salarios. El ministro de Comunicación boliviano, Iván Canelas, ha afirmado que “la gente de la calle no está de acuerdo con el pago de sueldos por los días no trabajados”, por lo que no contempla que en este caso se produzca un entendimiento entre el Gobierno y la COB.

La larga lucha entre Morales y los sindicatos durante el mes de abril, lucha que saldó con el triunfo de los trabajadores, que aceptaron un aumento del 12% en los salarios en los sectores de la enseñanza y medicina, ha debilitado al presidente y ha hecho que su popularidad cayera entre los bolivianos.