PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Viernes 21 de Septiembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

MERCADOS Y FINANZAS Argentina

El déficit comercial con Brasil le pasa factura a Argentina

Americaeconomica.com / 24-05-2011
La balanza comercial argentina ha sufrido un brusco bajón durante el mes de abril. El saldo ha caído un 38% en comparación con los datos del año pasado, dado que el territorio latinoamericano ha exportado bienes por un valor de 6.953 millones de dólares, mientras que las importaciones alcanzaron 5.653 millones. Al mismo tiempo, se ha hecho público que el déficit del país argentino con Brasil alcanzó la cifra de 255 millones de dólares, lo que supone un aumento del 340% con respecto a hace justo doce meses. La fortaleza exportadora brasileña es la causa de que recientemente Argentina impusiera trabas a la importación de productos, unas trabas que han desencadenado una guerra comercial de la que parece que ambas naciones empiezan a salir.

A pesar de que Argentina mantiene un superávit de 3088 millones de dólares, durante el primer cuatrimestre de 2011 la tasa interanual marca una caída del 24%, ya que durante los cuatro primeros meses de 2010 presentaba un saldo positivo de 6000 millones.

Esos malos datos, unidos a la información difundida ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) sobre el aumento en el déficit con Brasil, explican las trabas al comercio impuestas por Argentina recientemente y que han desencadenado un enfrentamiento comercial con el país brasileño. Durante los primeros cuatro meses de 2010, ese déficit creció en Argentina un 72%; es decir, la nación de Cristina Fernández compra más productos a Brasil de los que le vende. Una tendencia cuyo cómputo anual revela que la brecha casi se cuadruplicó con respecto al año pasado.

El conflicto comercial brasileño-argentino, por su parte, podría desbloquearse finalmente esta semana si avanzan las negociaciones entre el secretario de Industria argentino, Eduardo Bianchi, y su homólogo brasileño del Ministerio de Desarrollo, Alessandro Teixeira. “Ambos funcionarios coincidieron en remarcar la voluntad de las delegaciones de solucionar los puntos planteados en la agenda de la negociación bilateral”, declaró Bianchi a través de un comunicado.

Todo comenzó cuando, en respuesta a las trabas impuestas a productos brasileños en Argentina, el gobierno de Dilma Rousseff decidió frenar la entrada de vehículos argentinos a su mercado en represalia. Una guerra cuyo desencadenante fue la intención de Argentina de reducir el déficit comercial con Brasil.