PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Sábado 23 de Junio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Bolivia

POLÍTICA Bolivia

El sindicato de chóferes de Bolivia exige un alza en las tarifas de hasta un 30%

Americaeconomica.com / 25-05-2011
La Federación Comarcal de Chóferes de La Paz ratificó que exigirá un alza en las tarifas hasta en un 30% en la Cumbre Social del Transporte Público, donde se presentarán los estudios realizados sobre el precio del transporte. Se llevará a cabo mañana y estará organizada por la Alcaldía de la capital boliviana. El precio del billete no sube desde 1999, por lo que el sindicato reclama una subida inminente. No obstante, el colectivo asegura que está abierto a negociar para encontrar la mejor alternativa para el usuario.

En la cumbre se tomarán decisiones sobre las tarifas del transporte público, la calidad del servicio y las tareas de educación ciudadana que se debe desarrollar. El alcalde Luis Revilla informó que la comisión, creada exclusivamente para este propósito, integrada por representantes de sectores sociales, como la Federación de Juntas Vecinales, el transporte sindicalizado, libre y las cooperativas, la universidad pública y autoridades del municipio, realizaron una estructura de los costes.

En el estudio se ha investigado cuáles son los factores que intervienen en el precio de los billetes del sistema de transporte en La Paz, el cual se constituye en un elemento central para definir criterios sobre las tarifas, aunque no es el único. Sin embargo, todavía se están determinando los criterios, como por ejemplo el índice de pasajeros por kilómetro o haciendo los cálculos respectivos con las distintas líneas para presentar una relación de este trabajo en la cumbre del jueves 26.

El secretario general de la Central Única de Transporte Urbano de Pasajeros de La Paz (CUTUP), Gonzalo Millares, en representación al resto de chóferes, espera que el alcalde de esta ciudad, Luis Revilla les convoque a la cumbre, para que puedan definir cuál será el incremento de las tarifas, lo que para ellos debería estar entre un 25% y un 30%.

Según la fórmula que ofreció la Alcaldía y la Autoridad de Transporte y Telecomunicaciones (ATT) para que su sector realice un estudio, los resultados concluyeron en que el incremento de los pasajes eberá situarse en ese rango. Con ese estudio, el pasaje en los minibuses sería de 2,30 bolivianos (0,22 euros); en micros, 1,90 (0,18 euros), y en trufis, 3,80 bolivianos (0,37 euros).

De cualquier manera, el sindicato de chóferes está abierto a negociar para hallar la mejor alternativa para el usuario. Una vez conocidas las franjas establecidas y conseguido un consenso con las organizaciones sociales, el gobierno municipal y los transportistas deben anunciar y aplicar la nueva estructura de los costes.

Anticipó que en caso de que la población no acepte el incremento, el sector optará por implantar tarifas revolucionarias, debido a que no es posible que la gente no entienda que desde 1999, el precio del billete no haya recibido ninguna subida.