PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Domingo 21 de Enero de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

MERCADOS Y FINANZAS Argentina

Cristina Fernández pide ayuda a los argentinos para frenar la fuga de capitales

Americaeconomica.com / 20-07-2011
A la presidenta argentina, Cristina Fernández, no se le ha pasado por alto que la fuga de capitales se está acelerando en Argentina durante 2011.

Para intentar evitar que el proceso se agrave, la mandataria ha realizado un llamamiento público para “convencer a los argentinos de que no hay que apostar al dólar sino a las empresas que están instaladas en el país”; es decir, Cristina pide a sus ciudadanos que no saquen sus ahorros del país como medida de defensa ante un posible derrumbamiento de la economía (el dólar se ve masivamente en Argentina como un refugio seguro) y que el capital producido en el país se quede y reinvierta dentro de sus fronteras.

En el primer semestre del año, alrededor de 10.000 millones de dólares (711 millones de euros) han abandonado la nación.

El problema es relevante, ya que Argentina ve cómo durante el año 2011 la fuga de capitales se está acelerando a un ritmo vertiginoso. Los expertos esperan que se cierre el año con una pérdida de 17.000 millones de dólares (11.648 millones de euros).

La guerra comercial con Brasil, las trabas a las importaciones, el clima de incertidumbre electoral (las elecciones presidenciales son en octubre) y la reducción del déficit comercial son las causas de la fuga, un problema al que Argentina no ha sido inmune en el pasado. En un acto en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Cristina ha puesto el problema sobre la mesa y ha apelado a la responsabilidad de pequeños y medianos ahorradores.

Mientras que en 2010 la fuga alcanzó 11.400 millones de dólares (7.811 millones de euros), para este 2011 los expertos son pesimistas y calculan se los números se inflarán hasta alcanzar los 17.000 millones de dólares (11.648 millones de euros).

Tras un primer trimestre en el que la fuga alcanzó 3.600 millones de dólares, en los dos últimos meses el proceso se ha radicalizado, ya que en abril las cifras alcanzaron los 1.800 millones y en mayo los 2.000. Al término de los seis primeros meses de 2011, el saldo es contundente: alrededor de 10.000 millones de dólares han salido de Argentina.

La noticia llega cuando el Banco Mundial (BM) y el FMI presionan a Cristina para que mejore las condiciones comerciales y económicas del país. Por un lado, se ha hecho público que Argentina es el país del mundo que más tiempo tarda en autorizar las importaciones, según ha informado el BM a través de un estudio. La media de espera para los empresarios que intenten introducir productos en el mercado argentino es de hecho de 77 días.

Por otro el FMI ha insistido en que Argentina presente datos más fiables de su economía, algo a lo que se ha comprometido Cristina y que puede ser decisivo para generar confianza entre los argentinos y evitar que saquen así sus ahorros del país.