PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Domingo 15 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Bolivia

POLÍTICA Bolivia

El dinero de Chávez ayuda a Evo a recuperar popularidad

Americaeconomica.com / 21-07-2011
Quién lo diría, gracias a Chávez el presidente boliviano, Evo Morales, ha recuperado parte de la popularidad perdida desde el pasado mes de diciembre, tras el intento de decretar el ‘gasolinazo’. En julio, la aprobación de Evo ha subido a un 48% gracias a las obras que ejecuta su plan ‘Bolivia cambia, Evo cumple’. Un programa financiado en gran medida por el Gobierno de Chávez. El constante ataque que recibe el boliviano por parte de los medios más conservadores del país, que según el mandatario tratan de vivir de las campañas electorales, ha supuesto un duro varapalo para un Evo que no levanta cabeza.

Entre los factores que han incidido en el repunte de 16 puntos, tras tocar fondo en febrero cuando obtuvo sólo un 32% del favor del pueblo, están las obras de infraestructura básica, carreteras y un popular bono para alumnos de escuelas públicas que ayudó a reducir la deserción escolar, según apunta la encuesta de la empresa Ipsos, Apoyo.

Los nuevos proyectos de infraestructura y educación, que forman parte del programa ‘Bolivia cambia, Evo cumple’, han sido financiados en gran parte por el Gobierno del venezolano Hugo Chávez. Este proyecto ha permitido a Morales ejecutar 4.000 obras por 290 millones de dólares (204 millones de euros) desde 2007, aunque se desconoce qué cantidad de la cooperación venezolana es donación y cuánto son créditos. No obstante, se sabe que Morales entrega los cheques de la ayuda chavista a los alcaldes en ceremonias públicas transmitidas por la televisión estatal.

Desde que fue elegido en diciembre de 2005, Morales logró en cinco procesos electorales por encima de 53% de los votos, un récord para Bolivia. En un referendo celebrado en 2008 alcanzó el 67% y fue reelegido en diciembre de 2009 con el 64% de los sufragios. Pero su popularidad se vino a pique en febrero cuando cayó al 32% en medio del descontento social por la subida del coste de los alimentos y un fallido ajuste en el precio de los combustibles que atizaron protestas obligando al mandatario a derogar la medida.

El 2011 no está siendo un buen año para Evo. Y los medios contrarios a su ideología, los más conservadores del país, se hacen eco continuamente de los ‘fracasos’ del indigenista que terminan de hundir su aprobación. Los conflictos sociales han dejado una mancha enorme sobre la imagen del mandatario boliviano. Las petroleras y los sindicatos han sido los principales quebraderos de Evo durante estos meses, problemas que al final le han pasado factura. La popularidad del indígena, notablemente resentida, ha caído un 40% respecto a los comicios de 2009 cuando fue reelegido en el cargo. Sólo el 25% de los bolivianos votaría de nuevo por él.

Los problemas sociales podrían dejar fuera del Gobierno al indígena. El estudio divulgado apunta que el 50% de los encuestados reconoció que ahora hay más posibilidades de que en el futuro se vote por la oposición. En el escenario político boliviano, los principales rivales del actual mandatario son el opositor gobernador del departamento oriental de Santa Cruz, Rubén Costas, que tiene un apoyo del 20%, y el empresario Samuel Doria Medina, con un 17%.