PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Sábado 23 de Junio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

TELECOMUNICACIONES Argentina

Argentina propone la creación de una Agencia Espacial Suramericana a Brasil

Americaeconomica.com / 31-08-2011
Los países de Suramérica parecen decididos a que su discurso de aliento a la integración se haga realidad. La Defensa de los estados estaría detrás de la propuesta del ministro argentino de Defensa, Arturo Antonio Puricelli, de crear una Agencia Espacial Sudamericana, una idea que el diplomático a planterado a Brasil, la primera economía del subcontinente. Algunos, como Bolivia, se han lanzado por su cuenta a la aventura de valerse del espacio para sus fines.

Y la propuesta de Puricelli no ha caído en saco roto. Su par brasileño, Celso Amorim, convencido de la necesidad de impulsar el gasto en Defensa de su país, ha respaldado la iniciativa pese a asegurar que no está bajo su órbita de actuación. El ministro argentino lo considera vital “para nuestra región tener una Agencia Espacial Sudamericana, debemos sumar nuestras fuerzas tecnológicas”.

“Tendremos mucho más para defender y controlar a partir del espacio”, comentó Puricelli, que puntualizó que la idea “no es apenas imitar a la de Europa”. Pero la defensa no es el único motivo para lanzarse a esta aventra. Según el diplomático argentino, "nuestras comunicaciones están dependientes de la prestación de servicios que son dados por satélites de países de otras regiones y por eso debemos sumar esfuerzos para acceder al espacio “, concretó.

Esto es algo que algunos países, como Bolivia, ya están intentando rectificar. Evo Morales viajo a inicios de mes a China para firmar un acuerdo de cooperación espacial. Se trata de la puesta en órbita del satélite Túpac Katari. El artefacto costará más de 300 millones de dólares (225 millones de euros) que serán financiados por el Tesoro General de la Nación y un crédito del Banco de Desarrollo Chino. Tras la suscripción del contrato comercial, ahora sólo falta la firma del convenio de financiación con el banco chino que otorgará los recursos.