PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Viernes 20 de Abril de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

MERCADOS Y FINANZAS Argentina

El Banco Mundial presiona a Argentina para que salde sus deudas con empresas extranjeras

Americaeconomica.com / 26-09-2011
Argentina continúa con problemas crónicos con los organismos internacionales. Después de la gresca con el FMI de los últimos días, el Banco Mundial ha anunciado que sólo continuará apoyando a las empresas locales si el país salda sus deudas con las compañías que le han ganado juicios en el exterior.

Tras el default de principios de la década de los 2000, numerosos países y empresas han batallado para que Argentina devuelva por completo las deudas que contrajo y que no pudo pagar en su momento. El Club de París y miembros del G-20 forman parte de esa presión.

Según ha revelado el director para América latina de la Corporación Financiera Internacional (CFI), Paolo Martelli, encargado de los préstamos del Banco Mundial a empresas privadas de la región, el organismo sólo continuará con sus ayudas a compañías argentinas si el Gobierno atiende y resuelve los reclamos que tiene pendientes.

Argentina se enfrenta ya a un panorama complicado después de que EEUU anunciara que votará en contra de nuevos préstamos al país sudamericano después de que éste perdiera juicios en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) ante empresas norteamericanas.

Esa no es la única guerra abierta para Cristina Fernández con un organismo internacional. La semana pasada ha revivido la eterna pugna entre los técnicos del FMI, que siguen sin confiar en los datos aportados por parte del Gobierno argentino, y las promesas del Gobierno, que en repetidas ocasiones se ha comprometido a mejorar la calidad de sus mediciones, lo que ha dado lugar a que una vez más la institución tome como guía a los estudios privados para sus estimaciones sobre Argentina, en vez de acudir a las cifras oficiales. Ahora, los 100 millones de dólares que el CFI tiene en Argentina podrían correr peligro.