PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Viernes 27 de Abril de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

INTEGRACIÓN Argentina

Argentina teme un posible frenazo de la economía brasileña

Americaeconomica.com / 05-10-2011
Brasil se ha convertido en el motor económico del Cono Sur y su mercado, con cerca de 200 millones de habitantes y en expansión, es una referencia para los demás países de la región. Los primeros síntomas de agotamiento económico en el gigante amazónico han puesto en alerta a sus socios y Argentina puede ser la más afectada si Brasil deja de crecer.

Los industriales argentinos se han mostrado preocupados. José Ignacio de Mediguren, presidente de la Unión de Industriales de Argentina (UIA), ha asegurado hoy que su país “ha comenzado a tener problemas por la crisis externa”. “La región venía sólida, pero hace dos o tres semanas comenzamos a tener el problema en casa. Es que Argentina no está blindada frente a la crisis” internacional, sostuvo el empresario.

En un contexto de incertidumbre como este, cuando Europa intenta resolver, de manera errática, sus problemas domésticos y la economía de EEUU no termina de levantar el vuelo, un mercado próximo y de la importancia del brasileño es ser crucial para Argentina. De ahí que el industrial haya reconocido que "el peor escenario es que Brasil deje de crecer" ya que "Brasil es muy importante para nosotros y hay que monitorearlo todo los días".

Algo similar aseguró el presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi. Tras reconocer que “el 85% de nuestra producción va a Brasil”, el ejecutivo consideraba esencial la buena marcha del gigante amazónico. “Brasil es absolutamente fundamental. Lo que pasa en Brasil, para nosotros, es la vida o la muerte”, decía, para concluir con un expeditivo “si se cae Brasil nos caemos a pedazos”.

A Brasil le viene muy bien suspender compras en Argentina. Su balanza de pagos con su mayor socio del Mercosur, que es Argentina, le permite ahorrar divisas, por lo que algunos han visto en las últimas medidas proteccionistas un síntoma de que algo va a cambiar en el mercado del Cono Sur, ya que el Gobierno de Dilma Rousseff, como los de sus predecesores, cuidan más su moneda, el real, que los acuerdos del Mercosur.