Año XIX - Madrid, Domingo 16 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Bolivia

ENERGIA Bolivia

Las petroleras extranjeras dan su respaldo a Evo en su peor momento de popularidad

Americaeconomica.com / 18-10-2011
Las empresas extranjeras han anunciado una inversión multimillonaria en el sector de hidrocarburos de Bolivia en 2012, según confirmó la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). En 2006, Evo nacionalizó el sector y, desde entonces, las inversiones habían sido escasas.

“Los montos presupuestados presentados por los operadores superan los 1.000 millones de dólares (unos 720 millones de euros), lo cual demuestra que el sector de exploración y explotación, denominado upstream en hidrocarburos, está destinando una fuerte y agresiva inversión para estas actividades en la próxima gestión”, confirmó el gerente nacional de Administración y Contratos de YPFB, Edwin Álvarez.

Las empresas extranjeras que han anunciado su inversión en el país son: Petrobras Bolivia, Petrobras Argentina, Repsol YPF, Total, Pluspetrol y Canadian Energy, entre otras.

El Plan de Inversiones 2011-2015 de YPFB establece que las inversiones públicas y privadas sumarán este en este período 9.351,4 millones de dólares (más de 6.280 millones de euros).

Parece que atrás se han quedado las redecillas entre Morales y las empresas extranjeras. En 2006, nada más llegar al poder, el presidente nacionalizó la industria de hidrocarburos y mandó al Ejército boliviano a tomar los 56 campos petroleros de la región, que gestionaban Repsol y Petrobras, como parte de su proyecto electoral. Desde entonces, las inversiones extranjeras en este sector habían sido escasas.

Sin embargo, en febrero de este año, Evo envió al representante de la petrolera pública del país YPFB, Carlos Villegas, a hacer un llamamiento a las principales compañías del sector para que volvieran a invertir en Bolivia.

Este llamamiento tuvo sus frutos y el Gobierno comenzó a hacer negocio. En marzo, la argentina YPF, filial de la española Repsol, y la brasileña Petrobras firmaron un acuerdo con la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), para la exploración de hidrocarburos en seis áreas del sur de Bolivia.

Pero Evo no está viviendo su mejor momento popularidad. La decisión de crear una carretera que atraviese el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) ha hecho que los indígenas se hayan vuelto contra él. Más de 1.200 personas se han unido a la marcha a favor del TIPNIS, que comenzó hace más de dos meses, y que mañana llegará a la capital.

Además este fin de semana, Evo ha sufrido su primera derrota electoral en los seis años que lleva en el gobierno. Las elecciones para elegir a 28 miembros de los cuatro tribunales nacionales fueron un fracaso total. Los primeros resultados establecen que los votos nulos alcanzaron un 45% y los blancos un 15,5%. Ambos suman un total de 60,5%, frente a un 39% de votos a favor.