PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Jueves 18 de Enero de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Bolivia

POLÍTICA Bolivia

Estudiantes bolivianos, enfrentados por las ayudas públicas

Americaeconomica.com / 01-12-2011
Los estudiantes de la Universidad Estatal de el Alto (UPEA), en el oeste de Bolivia, llevan dos semanas manifestándose, para que el Gobierno aumente las ayudas públicas que recibe la Universidad.

El problema está en que existe un reparto desigual del presupuesto educativo en el departamento de La Paz. Los universitarios de la UPEA piden que se reparta a partes iguales el porcentaje de recaudación de impuesto que la ley destina a la educación superior con la Universidad San Andrés de La Paz (UMSA). En la actualidad, la UPEA recibe un 19% y la UMSA un 81%.

Parece que el conflicto podría llegar a su fin en esta semana, ya durante el miércoles una comisión del Gobierno y representantes de la (UPEA) se reunieron ayer para suscribir un documento, que debe ser refrendado por la comunidad universitaria.

Según un comunicado, el Ejecutivo boliviano con este preacuerdo “garantiza otorgar recursos a la UPEA para la gestión 2012”, pero no precisa montos ni las fuentes de financiación. Tras la reunión, Quispe confirmó que hay una propuesta de un “incremento adicional- de un 2%-.

Anteriormente, el Gobierno propuso repartir las ayudas en función del número de estudiantes que tenga las universidad, pero la UPEA lo descartó ya que se encuentra en clara desventaja, porque tienen 22.000 estudiantes frente a los 82.000 de la UMSA.

El rector de la UPEA, Dámaso Quispe, ha afirmado que es necesario que aumenten las ayudas en su universidad, ya que cuando así se estipularon sólo ofrecían 22 universidades y en la actualidad son 35. “¿Cómo pretenden que sigamos ofertando 35 carreras con el mismo presupuesto?”, afirmó.

Los estudiantes también se quejan del poco soporte que reciben de los habitantes de El Alto, que además de no apoyarles, también les critican, según los universitarios.