PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Jueves 18 de Enero de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Bolivia

POLÍTICA Bolivia

Morales demandará a Chile para reclamar una salida al mar, tras la caída de su popularidad

Americaeconomica.com / 14-12-2011
El presidente boliviano, Evo Morales, no vive su mejor momento de popularidad y para ‘remediarlo’ ha anunciado que en el 2012 demandara a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en reclamo a una salida soberana al Océano Pacífico en vista de que no ha avanzado el diálogo bilateral.

"Estamos construyendo y analizando los argumentos y fundamentos jurídicos que van a contener nuestra posición. El avance y desarrollo de esta demanda no tiene plazo, pero está previsto que la presentemos el 2012", ha informado el jefe de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima boliviana, Juan Lanchipa.

La última encuesta realizada por la revista Placer y Poder señala que 57% de la población de los departamentos de Santa Cruz, Cochabamba y las ciudades de La Paz y El Alto, rechazan la actuación del presidente. Tan sólo un 36% la aprueba.

En declaraciones a un medio del país, Tomás Monasterios, diputado en la oposición por Convergencia Nacional (CN), ha afirmado que “este rechazo se debe a las acciones discordantes con la realidad del pueblo boliviano en el tema del narcotráfico y la corrupción”.

Otros aspectos que tampoco aprueban los bolivianos son la falta de empleo, el inminente incremento de la ola delincuencial y el manejo de la economía por parte del aparato estatal, así como la ilusión que le vendió el Gobierno al pueblo boliviano en cuanto a una pronta salida al mar, según Monasterios.

Históricamente Bolivia ha venido reclamando a Chile una salida la mar, tras la pérdida de todos sus territorios costeros en una guerra contra su vecino en el siglo XIX. Esta situación ha provocado que no existan relaciones diplomáticas entre ambos y que cualquier negociación se haya trabado por la posición intransigente de ambas partes.