PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Viernes 21 de Septiembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

Sube la tensión entre la presidenta, Cristina Fernández, y el líder del mayor sindicato argentino

Americaeconomica.com / 27-12-2011
Las diferencias entre la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y su antiguo aliado, Hugo Moyano, líder de la CGT, el mayo sindicato del país siguen en aumento. La tensión se ha disparado en los últimos días tras el éxito de dos huelgas en sectores para la sociedas que, desde el entorno de la mandataria atribuyen a un intento del sindicalistas de reforzar su lucha por el poder político.

Las últimas declaraciones acusatorias contra Moyaho han llegado a través de Anibal Fernández, hoy senador y antiguo Jefe de Gabinete de Cristina. Fernández ha arremetido contra el sindicalista de quien dice que lleva a cabo una lucha por el poder.

Según el senador, las huelgas de las que hablabamos antes son de corte político y vienen directamente firmadas por Moyano. Los paros, que han tenido mucho seguimiento, se han desarrollado en la judicatora y la hacienda pública. Este último, además, se mantendrá hasta el 1 de enero del próximo año.

Ante esta situación, otros altos cargos designados por la presidenta se han unido al fretne antimoyano. El director general de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que sufre la huelga aún en curso, Ricardo Echegaray, ha criticado a CGT por la “escalada de conflictos gremiales” sucedidos en los últimos días.

Sin embargo, los dirigentes sindicales promotores de los paros se desvinculan de cualquier intención política en estas movilizaciones. Vano intento, los sindicalistas más cercanos a Moyano, no descartan nuevas convocatorias si la presidenta y el líder gremial no reducen su actual distancia.

Hugo Moyano, que renunció a su a su cargo como Vicepresidente del partido Justicialista, en el que milita Cristina, el pasado 15 de diciembre, ha acusado al actual Gobierno de falta de “peronismo” existente en el Gobierno argentino y ha asegurado que renunciaba a los cargos pero jamás abandonaría la lucha.