PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Sábado 20 de Enero de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

Los profesores argentinos imitan a la Marea Verde española para protestar contra Cristina Fernández

V.M. / 07-03-2012
Los docentes de Argentina se han fijado en las huelgas de la Marea Verde española contra los recortes educativos para protestar por el aumento del salario mínimo impulsado por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Además, las críticas de la presidenta a los profesores, a los que llamó 'vagos' han aumentado el malestar del sector.

La comunidad educativa de la república está en pie de guerra contra Kirchner. Las mejoras salariales propuestas por el Gobierno no son del agrado de los profesores ya que se encuentran por debajo de sus exigencias. El Ministerio de Educación argentino cerró las negociaciones con los maestros al imponerles un incremento del 19,7% hasta los 2.800 pesos (493 euros), mientras que los sindicatos pedían 3.000 pesos (527 euros).

Esto es precisamente lo que ha calentado los ánimos de los profesores, que se han fijado en las protestas de la Marea Verde española para movilizarse contra la política salarial de la presidenta. Por ello, convocaron ayer una jornada de paro nacional, la primera huelga de los docentes contra el Gobierno desde 2003, que se saldó con un seguimiento del 95%, según los sindicatos.

La rebelión docente contra Cristina Fernández de Kirchner por su política de moderación salarial aparece en todos los medios argentinos, que señalan que los paros son consecuencia de las palabras vertidas hace cinco días por la presidenta, durante la apertura del curso político en el Congreso, contra los maestros.

Para justificar su decisión sobre los salarios de los maestros Kirchner copió a Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid y una de las dirigentes autonómicas más críticas con las protestas de la Marea Verde, y llamó 'vagos' a los profesores.

La dirigente argentina criticó duramente el régimen laboral de los maestros al asegurar que “trabajan cuatro horas por día” y gozan de un período vacacional de “tres meses”, un comentario que aumentó el malestar del sector y que ha propiciado el conflicto, que ha dejado a unos 10 millones de niños argentinos sin clase y que podría extenderse durante dos días más en Buenos Aires.