PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Martes 12 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

La lucha entre Cristina F. de Kichner y los ‘Moyano’ divide al mayor sindicato argentino

Americaeconomica.com / 11-07-2012
Ha sido imposible evitar la ruptura de la Confederación General de Trabadores (CGT) de Argentina. ‘Los Moyano’ y sus opositores no han sido capaces de llegar a un acuerdo y han fracturado el sindicato en dos debido a la intervención de Cristina de Kirchner.

Según apunta la prensa argentina, Gerardo Martínez, un sindicalista muy bien mirado por la Casa Rosada, intentó pactar con el “moyanista” Juan Carlos Schmid para cambiar la fecha del encuentro (es mañana) aunque este no mostró ningún interés en llegar a un consenso. “La decisión de hacer el congreso en jueves no tiene marcha atrás”, le dijo.

Este plante supone que el actual secretario de la CGT, Hugo Moyano, no va a ceder ante las peticiones de sus oponentes ni del Gobierno de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, a la que consideran, en parte, responsable del conflicto.

Ante este panorama durante la reunión de ayer entre los sindicalistas que no apoyan al actual líder del sindicato, Hugo Moyano decidieron avanzar por su cuenta y han convocado su propio congreso para el próximo tres de octubre y presumiblemente nombrarán al metalúrgico Antonio Caló secretario general. Mientras que los del camionero reelegirán al actual jefe de la CGT para que siga ocupando su puesto.

Los medios argentinos han asegurado también que esta pelea ha sido alentada por el Gobierno de Cristina Fernández de Kircher, debido a la intervención del Ministerio de Trabajo que declaró nula la elección que maña piensa hacer Moyano, aunque esto reincidió en celebrar el congreso ese día.

De hecho, los “moyanistas” han tildado el Congreso del día 3 de “mamarracho”, puesto que los opositores no tienen la mayoría del Consejo Directivo debido a las indefiniciones de muchos de sus participantes. De ahí que los “antimoyanistas” hayan decidido hacerlo por otra vía: el secretariado de la CGT, que cuenta con 13 miembros sobre 25.

Para los periódicos argentinos la disputa entre ambas partes del sindicato es política, aunque a día de hoy se encuentra en la cuestión legal. Puesto que es precisamente de ella de la que depende quién se quedará finalmente con el liderazgo de la CGT.