PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Viernes 15 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

Los hombres con el pene amputado no podrán ser policías en Argentina

Americaeconomica.com / 17-08-2012
Polémica en Argentina por el nuevo reglamento que se ha aprobado para la Policía de la provincia de Córdoba que niega el ingreso en el cuerpo a aquellos hombres con “amputación de pene” o con problemas en los testículos. También prohíbe ser agentes a los cojos, tartamudos o diabéticos, a quienes les falte un dedo, tengan el labio leporino o luzcan tatuajes a la vista.

Clarín se hace eco del “revuelo que provocado en Córdoba el nuevo reglamento que rige a la Policía provincial, después de que el gobernador José Manuel De la Sota haya dado el visto bueno al decreto que regula el ingreso y la actividad de los oficiales”.

Este diario argentino señala que los nuevos requisitos han generado una gran polémica, ya que “desde ahora no podrán ser aspirantes a la Policía quienes tengan problemas como "amputación de pene" o en los testículos como hidrocele. Tampoco, aquellos que sean rengos (cojos) o tartamudos”.

Aunque fuentes de la jefatura policial explicaron que las nuevas disposiciones buscan prevenir que "en el futuro, cuando ya sean policías en la calle, tengan algún padecimiento serio por su trabajo", lo cierto es que el decreto 763 fechado el 17 de julio, que reglamenta una ley del personal policial de 2010, menciona en el apartado X punto 5 como "causales de rechazo" para el ingreso el "hermafroditismo" y la "amputación de pene", lo que para muchos es una clara referencia a quienes deciden someterse a una operación de cambio de sexo.

Tras la controversia suscitada, la Policía ha tratado de rebajar “el tono al asunto”, señala Clarín, y a través del médico policial, Raúl Preiser, se aclaró que si se presenta un caso de un aspirante con pene amputado, una junta médica resolverá el rechazo o la aceptación del candidato.

"Si el paciente está bien y tuviera una patología de este tipo, va a una junta médica, que de todos los estudios ve esa declaración jurada, se pide un examen psiquiátrico y o psicológico. Si está bien no se le impide el ingreso, para nada", aseguró Preiser.

"Si esto no ha dañado la estructura psíquica, no quedan fuera de la Policía, no se los excluye para nada", remarcó el médico. De los transexuales operados no supo opinar. "No puedo contestarle eso (...) Pienso que un travesti es otra situación. No podría contestarla (a la pregunta), no podría responderla. Y habría que valorarlo", dijo. "Distinto es si una persona con cambio de sexo...Estamos frente a nuevas cosas y estamos aprendiendo nuevas cosas", remarcó.

Otras causas para quedarse afuera de la Policía, serán que el aspirante tenga dificultades de movilidad en sus piernas o le falte un dedo o sufra enfermedades coronarias o diabetes. El decreto agrega que no podrán vestir el uniforme policial aquellos que tengan sobrepeso, labio leporino o tics. Ni siquiera, tatuajes a la vista.

El mismo decreto reglamentario menciona que a los aspirantes a policías también se les exigirá que no tengan antecedentes penales ni sean adictos al alcohol o a las drogas. Tampoco sus familiares y amigos podrán padecer esos problemas de adicción.

La reglamentación lleva además la firma del ministro de Seguridad, Alejo Paredes, y del fiscal de Estado, Jorge Córdoba.

La polémica disposición blanquea también otras exigencias que tienen los policías cordobeses como el respeto y obediencia hacia sus superiores. Y señala que los oficiales "siempre" deberán estar conformes con su "estado y situación". Tolerancia cero.

Por otra parte, dice que los policías deberán evitar actuar con "tibieza", aunque se les exige ser serenos y enérgicos.

La medida también le prohíbe a los policías hablar con la prensa. Y les exige, tanto a los oficiales en actividad como a los retirados, tener autorización previa de la Jefatura. Un no a la libertad de expresión.

La reglamentación cumplirá mañana un mes, a casi 90 días de que se sancionara la ley de identidad de género que amplía los derechos de los transexuales, aunque en Córdoba la Policía diga que no estaba pensando en ellos a la hora de poner en marcha el reglamento de la ley, a la que calificaron de "más moderna y democrática".