PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Domingo 17 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

DEPORTES España

Cristiano Ronaldo sigue triste, Mourinho no tiene equipo y el dilema sobre la independencia del Barcelona

Americaeconomica.com / 17-09-2012
La actualidad del mundo del fútbol español últimamente no pasa por el terreno de juego y si en los despachos y declaraciones de algunos de los principales protagonistas de la Liga BBVA. Desde la tristeza permanente de Cristiano Ronaldo, hasta la falta de equipo de Mou, pasando por el debate sobre en qué liga jugaría el Barcelona en caso de independizarse Cataluña protagonizan los titulares.

Después de ver el partido del Real Madrid contra el Sevilla de la última jornada liguera parece evidente que la tristeza de Cristiano Ronaldo ha influido en su rendimiento. El crack portugués pasó inadvertido por la capital andaluza, firmando uno de los peores partidos desde que pertenece al equipo merengue.

Algo que parece enlazar con las últimas declaraciones del técnico madridista, José Mourinho, que después del encuentro comentó que no le preocupaba la diferencia de puntos con el Barcelona, sino que sus jugadores no jugaban como un equipo y que muchos de ellos no parecían involucrados en el juego.

Los problemas en el vestuario del Real Madrid se multiplican a pesar de que desde el club se vende normalidad. Desde la victoria en la Supercopa de España ante el Barcelona las discrepancias no han parado de surgir, y la ruptura entre la directiva y el vestuario, que a su vez también parece dividido, es cada vez más evidente.

El resultado de la Supercopa ha tenido un efecto bastante distinto en el Barcelona, que se encuentra como líder de la Liga española de fútbol en la cual seguiría jugando según su propio presidente, Sandro Rossell, en caso de que Cataluña se independizara de España, uno de los temas que más parecen preocupar a muchos de sus aficionados.

Una liga catalana no sería realmente competitva y menos aún rentable, contando además que el resto de equipos de la comunidad estuvieran de acuerdo en formar dicha competición. Imposible parece sumarse a otras ligas europeas como la francesa, donde la llegada del Barcelona no parece tener demasiado sentido.