PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Sábado 16 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

MERCADOS Y FINANZAS Argentina

El Gobierno argentino endurecerá el 'cepo antidólares'

Americaeconomica.com / 29-10-2012
El Gobierno argentino seguirá adelante con las restricciones a la compra de dólares. Un año después de que el Banco Central y la Administración Federal (Afip) anunciasen sus trabas a la compra y venta de divisas, el cepo al dólar se intensifica.

La prensa argentina avisa que la reforma del mercado de capitales y la obligación a las empresas aseguradoras a financiar obra pública, anunciadas a lo largo de esta semana suponen una clara señal de todo esto. Según Clarín, el Gobierno cuidará al máximo los dólares para lo que resta del año y el próximo año para cuando haya elecciones.

El objetivo de todo esto es cumplir con los compromisos exteriores y evitar un movimiento brusco en el tipo de cambio. Para conseguirlo, la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha pedido a sus gobernadores afines que pesifiquen las deudas de las provincias e intentará presionar a las empresas privadas para que hagan lo propio con sus acreedores exteriores.

La explicación que ofrece el Gobierno para justificar su obsesión por utilizar la moneda nacional se debe a una respuesta del Ejecutivo a un ataque especulativo en los meses previos a que la presidenta fuera reelecta, cuando se fugaron 21.000 millones en los que iban de 2011 y las reservas habían caído 4.400 millones y para el Gobierno la medida parece haber resultado exitosa.

Han señalado en varias ocasiones que la salida de capitales del país hoy es un tercio de lo que fuese en 2011. En cualquier caso, según el periódico “anti Cristina Fernández”, el tipo de cambio se ha devaluado un 11% durante los últimos doce meses.

El decálogo para el cepo cambiario de Cristina Fernández nació como tal la semana siguiente a que Fernández ganase las elecciones e hizo que la demanda del mercado negro del dólar aumentase inmediatamente. La brecha entre el dólar blue (el oficial) y de la divisa era del 5% antes del anuncio, después alcanzó el 10%.