PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Viernes 15 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

La prensa afín a Cristina F. Kirchner destaca el pasado oscuro del nuevo Papa con la dictadura de Videla

Americaeconomica.com / 14-03-2013
El diario Página 12 (el más afín al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner) ha publicado varios artículos destinados a analizar la figura del nuevo Papa. Muchos de ellos se dedican a rescatar partes oscuras de la vida de Jorge Bergoglio.

Destaca, por ejemplo, un artículo firmado por el periodista Horacio Verbitsky en el que se explica cómo aparentemente fue el responsable de la tortura de otros sacerdotes durante la dictadura que vivió el país entre 1976 y 1983, un período también conocido como "la dictadura de Videla".

El resto de la prensa argentina ha destacado el disgusto que aparentemente se llevó Cristina Fernández al saber quién se convertía en el sucesor de Benedicto XVI. De hecho, una de las anécdotas más relevantes es que desde Buenos Aires se tardaron varias horas en emitir un telegrama de felicitación al cardenal argentino Jorge Bergoglio.

"Eran las 16.08. La presidenta Cristina Kirchner estaba en su mundo tuiteando en la residencia presidencial de Olivos sobre los anuncios del día anterior sobre un plan científico. Según confiaron a La Nación fuentes oficiales, la mandataria no podía disimular, atónita, su malestar y sorpresa por la elección de Francisco", explicaba Mariano Obarrio, un columnista del citado periódico.

En Clarín escriben que "la Presidenta no fue ajena a la sorpresa que sacudió al país al promediar la tarde de ayer. En la Casa Rosada creían que las chances de Jorge Bergoglio de convertirse en Papa se habían extinguido después de la elección de Benedicto XVI. Que su tiempo ya había pasado. Y se vivía la elección de un nuevo Papa con cierta distancia, como la que mantuvo el kirchnerismo con la jerarquía de la Iglesia Católica durante su década en el poder".

Este diario pasa a explicar, además, cómo muchos militantes kirchneristas -es decir, partidarios de Cristina Fernández- se tomaron con malestar el anuncio.